18 de marzo de 2019
30 de mayo de 2014

Los planes PIVE permiten achatarrar 11.379 vehículos de más de diez años en Asturias

Los planes PIVE permiten achatarrar 11.379 vehículos de más de diez años en Asturias
GERDAU

OVIEDO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Las cinco ediciones del Plan PIVE, que el Gobierno lleva poniendo sucesivamente en marcha desde octubre del año 2012, han permitido achatarrar hasta el momento un total de 11.379 coches con más de diez años de antigüedad en Asturias, lo que también ha supuesto que la misma cantidad compradores hayan adquirido modelos nuevos más seguros y eficientes, según datos recogidos por la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

En la actualidad, el 51% de los coches que circulan por Asturias tienen más de diez años de antigüedad, según un informe de la consultora MSI para Faconauto.

La cifra de vehículos con más de diez años que han dejado de circular por las carreteras españolas gracias a estos incentivos alcanza los 422.735, cumpliendo el principal objetivo de los PIVE, que es ir renovando el parque automovilístico de nuestro país, cuya media de edad está a la cabeza de Europa, con 11,3 años de antigüedad.

Por otro lado, los cinco planes PIVE han generado en el mercado nacional una demanda añadida de más de 140.000 unidades (coches que se hubieran dejado de vender si no hubieran existido las ayudas oficiales), lo que además ha permitido generar un recaudación de impuestos extra a favor de las diferentes administraciones públicas de 500 millones de euros, según estimaciones de Faconauto.

"Los planes PIVE han cumplido los objetivos para los que fueron creados, renovando un parque automovilístico muy viejo y dinamizando el mercado de la automoción. Las familias son las principales beneficiarias de estos incentivos, ya que les ha ayudado a adquirir coches con los últimos adelantos en seguridad y eficiencia energética, lo que repercutirá, sobre todo, en una reducción de la siniestralidad en las carreteras", ha dicho el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

El PIVE 5, que arrancó el febrero de este año y que estaba dotado con 175 millones de euros, ha consumido ya el 90% de su presupuesto, por lo que difícilmente durará más allá de la primera semana de junio.

Para leer más