19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 17 de agosto de 2009

    El PP exige que el Gobierno regional dé explicaciones en el Parlamento por la "alarma" sobre el futuro de la sanidad

    Ovidio Sánchez pide a los diputados y senadores asturianos que rechacen en Madrid el nuevo modelo de financiación

    OVIEDO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PP, Ovidio Sánchez, instó hoy al Gobierno del Principado, en particular a su presidente, el socialista Vicente Álvarez Areces, a que acuda a la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) para explicar los problemas relativos a la sanidad asturiana. A juicio de Sánchez, Areces debe hacerlo de "inmediato", dada la "alarma" que se ha creado entre los ciudadanos sobre el futuro de la sanidad y sus problemas presupuestarios.

    Sánchez hizo estas manifestaciones en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida en Oviedo, en la que estuvo acompañado por los diputados regionales Alejandra Cuétara y Carlos Galcerán. De no ser convocado un pleno extraordinario por parte del Ejecutivo para abordar los supuestos problemas presupuestarios de la Sanidad y sus posibles soluciones, Ovidio Sánchez señaló que su partido lo exigirá en la Cámara el día 1 de septiembre.

    El dirigente regional del PP dijo que su partido está dispuesto a colaborar en todo lo que sea necesario, pero mostró su total rechazo a fórmulas como la del copago en la sanidad asturiana. Acusó al Ejecutivo de intentar culpar a los ciudadanos de un problema que han creado los gestores del sistema de salud en Asturias. También criticó a la Administración por "culpabilizar" a los médicos.

    Calificó, además, de "macabra tomadura de pelo" que el Gobierno regional hable de penalizar a la gente que acude a urgencias con demasiada afluencia. Esa medida, según Sánchez, podría producir consecuencias "catastróficas" y no tiene sentido en un momento, además, en el que existe una pandemia de gripe A. "La gente no va por gusto a Urgencias", argumentó.

    Carlos Galcerán recordó que la Junta General del Principado aprobó hace unos meses una proposición no de ley en la que se rechazaba el copago, y que además los ciudadanos contribuyen ya a través del impuesto sobre los hidrocarburos, conocido como 'céntimo sanitario'.

    FINANCIACIÓN

    Uno de los problemas de fondo, según Ovidio Sánchez, es que el Principado de Asturias ha tenido que conformarse con un acuerdo de financiación autonómica que no cubre ni siquiera servicios esenciales. Criticó que el Gobierno regional se mostrase satisfecho con el acuerdo y que ahora diga que tiene problemas para pagar la sanidad, cuando este era uno de los aspectos primordiales a la hora de negociar. A su juicio, el Gobierno del Principado no defendió los intereses de los asturianos en la negociación, sino los del PSOE, por lo que se "plegó" a las órdenes de Ferraz.

    No obstante, recordó que el acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica, aún tiene que pasar por el Congreso de los Diputados, por lo que hizo unos llamamientos a los diputados por Asturias para que lo rechacen, dado que es "perjudicial" para regiones como el Principado y sólo beneficia a comunidades como Cataluña.

    El PP también considera que los presupuestos regionales están "mal hechos", cuestión de la que responsabilizó al consejero de Economía y Hacienda, Jaime Rabanal, y al de Salud y Servicios Sanitarios, Ramón Quirós.

    CHIRINGUITOS

    En ese sentido, Alejandra Cuétara, dijo que los "chiringuitos socialistas", en referencia a sociedades, organismos autónomos y entes públicos, suponen un "gasto superfluo" del que había que prescindir. Así, explicó que los gastos de explotación de los mismos han aumentado un 131 por ciento desde el año 2003, con un incremento en cifras absolutas de 281.654.772 euros.

    Cuétara comentó que ese incremento supone que los gastos de funcionamiento se incrementaron a un ritmo anual de algo más de 40 millones de euros. También habló de un aumento en los gastos de personal en sociedades públicos desde el año 2001 al 2009, que supuso un incremento de 15.918.802 euros.

    Ovidio Sánchez consideró "increíble" que no haya dinero para la sanidad, pero sí para mantener puestos de trabajo de "compañeros socialistas" en ese tipo de "chiringuitos".