18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 15 de febrero de 2009

    El PP reitera la necesidad de ofrecer más recursos a enfermos mentales y sus familias

    OVIEDO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El diputado del PP en la Junta General del Principado, Carlos Galcerán, incide de nuevo en la necesidad de ofrecer más recursos a enfermos mentales y sus familias. Por ello, estudia llevar de nuevo al parlamento asturiano su petición para que la Administración refuerce su actuación en estos casos, casi un año después de presentar una proposición no de Ley para dicho propósito y que fue rechazada por los grupos del PSOE e IU-BA-Verdes.

    "Hay muchas familias que se sienten abandonadas en estos casos y parece que no les queda otra alternativa que protegerse como buenamente puedan", dijo en relación a los casos de enfermos mentales que rechazan tomar medicación y desarrollan una conducta agresiva. "Es muy necesario que se les ofrezca ayuda", afirmó.

    Así, Carlos Galcerán reiteró en declaraciones a Europa Press su parecer sobre la situación en Asturias. "El Gobierno asturiano no destina suficientes recursos a estos servicios", dijo. Galcerán recordó, además, los "graves problemas y consecuencias" que pueden suponer que los enfermos no tomen la meditación. "Faltan dispositivos adecuados para tratamiento de enfermos graves", apuntó.

    Galcerán incide en su solicitud días después de que un enfermo mental haya agredido a sus padres en su domicilio del barrio de La Calzada en Gijón. Asimismo, mañana empieza en la Audiencia Provincial de Oviedo el juicio con jurado de la mujer con problemas psiquiátricos que asesinó a su madre en Mieres en agosto de 2007.

    No obstante, el diputado remarcó que su petición esperará "un tiempo prudencial" para que "se calmen las cosas" y el debate "no se vea centrado en casos puntuales". "Es un tema que hay que abordar con objetividad y seriedad", remarcó al tiempo que señaló que existen "muchos casos reales y dramáticos".

    "Lo único que pedimos en su momento y que reiteramos es que el Gobierno ayude a esas familias con cuantos recursos puedan ofrecerse para minimizar este grave problema", argumentó.

    RESPUESTA DE SALUD EN EL PLENO

    El PP ya llevó su petición al Pleno de la Junta General del Principado el 17 de abril de 2008, solicitando a la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios que se destinasen más recursos a los enfermos mentales y a sus familias.

    En aquel momento, el PP se refirió a la sentencia relativa al asesinato, el 23 de julio de 2004, de un niño de seis años en Gijón. Galcerán recordó que en los fundamentos de derecho de la sentencia condenatoria el juez señalaba que "se ha producido una justificada alarma social que ha dejado en evidencia un deficiente funcionamiento en el sistema de tratamiento de enfermos con alteraciones psíquicas importantes, funcionamiento que urge mejorar de una forma digan para el enfermo y adecuada para la convivencia familiar y social".

    El consejero de Salud, Ramón Quirós, dijo en dicho Pleno que era partidario de abrir un "debate sosegado" en relación a los enfermos mentales, pero que este nunca "debe crear alarmismo ni servir para extrapolar casos excepcionales". De hecho, dijo que las enfermedades mentales son más comunes de lo que parece y que un 19 por ciento de los asturianos están expuestos a padecer alguna.

    El responsable sanitario comentó entonces que los centros sanitarios habían atendido consultas de salud mental de adultos por número de 45.151 pacientes, mientras que 3.167 niños han ingresado en unidades, además de 1.628 personas, y que dichas unidades atendieron más de 5.000 urgencias.

    Reconoció que una de las cuestiones más comprometidas y a tener en cuenta es la de qué hacer con los enfermos que se niegan a tomarse la medicación. Así, admitió que es un tema "complejo" por la "defensa necesaria de los derechos de los ciudadanos".