20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 20 de junio de 2014

    El Principado reducirá de seis a tres meses el plazo de tramitación de licencias ambientales

    Se elimina la evaluación preliminar de impacto y el permiso municipal de "actividad clasificada"

    El Principado reducirá de seis a tres meses el plazo de tramitación de licencias ambientales
    ARMANDO ALVAREZ

       OVIEDO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

       La nueva Ley de Sostenibilidad y Protección Ambiental que prepara el Gobierno asturiano reducirá de seis a tres meses el periodo de tramitación de licencias ambientales para actividades económicas. Además, eliminará la evaluación preliminar de impacto ambiental y, para obtener el permiso municipal como "actividad clasificada" bastará con presentar en el Ayuntamiento una memoria de descriptiva del nuevo negocio y una declaración responsable.

       Son algunas de las simplificaciones burocráticas que incluye este  proyecto de ley, aprobado este viernes por el Consejo de Gobierno asturiano, que la consejera de Medio Ambiente y Fomento, Belén Fernández, ha presentado en rueda de prensa. La lueva ley aspira a "integrar el conjunto de procedimiento en las tramitaciones ambientales", ha señalado: la evaluación ambiental estratégica, la evaluación de impacto ambiental, la autorización ambiental integrada, además de dos figuras novedosas, la licencia y la comunicación ambiental.

       La consejera ha explicado que desparece el Reglamento de Actividades Molestas Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Raminp), "obsoleto y que conllevaba problemas jurídicos". Pasa a suplirse con procedimientos de licencia y comunicación ambiental. Así, los seis meses en la tramitación completa de licencias con esta vieja normativa del año 1961 pasará a ser de tres. Asimismo, los tres meses de plazo para que el Ayuntamiento emitiera la licencia municipal de "actividad clasificada" se reducirá a cero con la comunicación.

       Otras reducciones de plazos se darán en las autorizaciones ambientales integradas, que se otorgarán en un plazo máximo de ocho meses en vez de los nueve que fija la ley estatal; y en el informe de la comunidad autónoma en la licencia ambiental, que deberá emitirse en 10 días frente a los 45 que venían regulados en el Raminp.

       En lo que se refiere a la evaluación de impacto ambiental, además de suprimirse la preliminar, se rebajará el tiempo de espera de los cuatro meses estatales a los tres con la nueva ley.

       También desaparece la evaluación preliminar de impacto ambiental, que "tiene más de 20 años de existencia y que necesita actualizarse". Se ha integrado dentro de los procedimientos ambientales tipo, en la evaluación ambiental simplificada.

       Según los cálculos de la consejera, entre 600 y 700 licencias de actividad de pequeños negocios son tramitadas anualmente por Medio Ambiente. Con la nueva ley "se verán reducidos sustancialmente los tiempos de espera".

       En total, serán cinco los trámites ambientales que se mantendrán con la nueva ley: la evaluación ambiental estratégica de planes promovidos por una administración pública; la Evaluación de impacto ambiental de proyectos; la Autorización ambiental integrada para instalaciones industriales; la licencia ambiental y la comunicación ambiental para actividades. Las tres primeras son responsabilidad de la Consejería y las otras dos corresponden a los ayuntamientos.

       La consejera ha mostrado su satisfacción por la aprobación del anteproyecto y también su confianza en que logre el mayor apoyo posible cuando la aborden los grupos de la Junta General. La previsión del Gobierno autonómico es que se apruebe definitivamente antes de que finalice el presente año.

       Durante el periodo de información pública del anteproyecto de ley, se recibieron en la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente un total de 18 escritos de alegaciones. También se ha contado con el informe favorable de la Comisión Asturiana de Administración Local (CAAL) y ha sido dictaminado por el Consejo Económico y Social (CES).