20 de septiembre de 2019
1 de noviembre de 2009

Un proyecto europeo alerta sobre los "niños vulnerables", aislados de la red de amigos por no tener ordenador

El 'grooming', el 'ciberbullyng' y el acceso a contenidos sexuales son los mayores riesgos, a los que se une la pérdida de privacidad

GIJÓN, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un miembro del equipo español del proyecto europeo EU Kids Online, Gemma Martínez, ha lanzado una alerta nueva relacionada con los menores y las nuevas tecnologías en lo que respecta a los llamados "niños vulnerables", con poco nivel adquisitivo en el hogar. "Si no tienes ordenador, no eres nadie, si no eres nadie estás fuera de la red de los amigos y eso también es otro riesgo", lamentó.

En una entrevista concedida a Europa Press, explicó que del proyecto europeo en el que trabaja forman parte 21 Estados miembros bajo la dirección de la profesora de la London School of Economics, Sonia Livingstone.

Asimismo, se divide en dos fases, la primera, iniciada en 2006 con 18 países y que terminó este año con 21. En esta primera parte se hizo un análisis sistemático de todas las investigaciones que había en los países europeos, tanto privados como públicos, de los que se sacaron una serie de conclusiones dirigidas a detectar los riesgos y las oportunidades que los menores obtienen de Internet.

Martínez, que participó recientemente en el congreso sobre menores y TIC organizado en Gijón por la Fundación CTIC, apuntó que los riesgos de Internet se engloban bajo lo que se denomina 'las tres Ces': contenido, contacto y conducta.

'GROOMING'

Sobre el primero, éste llega a los menores ya sea forma accidental o intencionada, como puedan ser páginas pornográficas, mientras que en el segundo el problema riesgo viene del contacto de un adulto con un menor, que es lo que se denomina 'grooming'. Distinto es el tercer apartado, ya que es el menor el que causa el riesgo, como puede ser el acoso a sus compañeros, lo que se llama 'ciberbulling'.

Dentro de cada una de estas divisiones hay riesgos comerciales, sexuales, de contenidos no apropiados, de violencia. Por este motivo, EU Kids Online 2, la segunda fase del proyecto, está desarrollando una macroencuesta a nivel europeo, a 1.000 niños y 1.000 padres en cada uno de los 24 países participantes.

El objetivo es reclasificar o entender en qué consisten estos riesgos. Fundamentalmente se centrarán en el 'ciberbulling', el quedar con extraños, ver contenido sexual inapropiado o violento.

Martínez indicó que los datos que se conocen hasta ahora varían de un país a otro. En este sentido, indicó que los países del Este son donde los menores están expuestos a un mayor riesgo, ya que hace "muy poco" que se incorporaron a Internet, los padres no saben qué hacer con sus hijos, que tienen unos niveles de acceso a la Red "altísimos".

Para ella, la gran laguna que hay en toda Europa es que no se sabe aún como los menores se enfrentan a estos riesgos ni qué efectos les provocan. Asimismo, indicó que el 'ciberbulling' es uno de los riesgos que más preocupan en Europa, ya que se sabe que tiene consecuencias "muy negativas" para los menores, como pueda ser en el desarrollo de la propia personalidad. Estos niños son aislados de la realidad pero no existen estudios clínicos que lo demuestren.

Asimismo, señaló que todos estos casos de conducta, de acoso de unos niños a otros, son motivados porque en la vida 'offline', la real, no tienen una protección de los padres como deberían tenerla.

EL PAPEL DE LOS PADRES

Por este motivo, reivindicó el papel de los padres. Según ella, todas las estadísticas confirman que el mayor uso de Internet se hace en el hogar, por lo que son los padres quienes "tienen el poder en sus manos" para controlar lo que los menores hacen.

No obstante, reconoció que cuando los niños llegan a los once o doce años incrementan el uso de Internet y los padres no saben cómo actuar para evitarles riesgos. Martínez animó a los padres a que se quiten el miedo que tienen y su inseguridad sobre las habilidades de las que disponen, al tiempo que aseguró que es un error pensar que los niños están mucho más avanzados que ellos.

A la labor de los padres unió la de los profesores y la de los gobiernos. También apostó por desarrollar talleres en los colegios que enseñen también a los progenitores a desenvolverse en la Red y que las administraciones faciliten el acceso de las familias a ordenadores y a la conexión a Internet, ya que hay quien no se lo puede permitir económicamente.

Además, animó a los organismos educativos a que todas las nuevas tecnologías estén integradas en todas las materias curriculares de los escolares y que los profesores pueden aconsejar un buen uso de Internet.

VALIDACIÓN DE MATERIALES ESCOLARES

Por otro lado, coincidió con la coordinadora de la red Insafe, Janice Richardson, en que es preciso un sello de validación de materiales escolares que dé seguridad a los profesores a la hora de hablar de seguridad en la Red y en que hay muchas ideas que no se dan a conocer lo suficiente.

Como ejemplo, citó las actividades de la Fundación CTIC, organización de la que no conocía nada antes del congreso celebrado en Gijón. Por ello, abogó por que se cree un departamento en los gobiernos, que valide todos los materiales, tanto para profesores que son los encargados de enseñar a los menores y, paralelamente, para los padres. Hasta que todo esto no esté regulado, según ella, "no hay salida".

España, en su opinión, está dentro de lo que se denomina países de riesgos medios, ya que sólo el 80 por ciento de los menores con edades comprendidas entre los 6 los 17 años se conecta a Internet. No obstante, alertó sobre que España no ha llegado al punto de saturación de Internet, por lo que, cuando todos los hogares dispongan de conexión a la Red se pasará a formar parte uso alto y, por lo tanto, riesgo alto, como pasa ahora en Reino Unido.

Sobre problemas futuros, habló de los riesgos de privacidad derivados de las redes sociales. A este respecto, señaló que, pese a que los niños parece que saben todas las recomendaciones de los adultos, si accedes por ejemplo a Tuenti, la mayor red social actualmente en España, se pueden ver perfiles abiertos, con todos los datos personales.

También existen riesgos comerciales, que están en su opinión "muy poco investigados", como pueda ser el 'Spam', anuncios que les llegan al correo a partir de los cuales acceden los menores a páginas no recomendables para ellos. "Por supuesto que están riesgos por venir", indicó. Martínez aludió además a los blogs, los enlaces que incluyes en ellos o con quien compartes información, y a los citados 'niños vulnerables'.

Para ella, hace falta que los gobiernos nacionales comiencen a tomar conciencia de todo esto y que iniciativas como la de la Fundación CTIC se difundan. "Ahora mismo los niños aprenden a utilizar un ordenador mucho antes que a aprender y escribir", dijo antes de matizar que eso "es bueno".

Martínez rechazó que se den clases de informática a los niños, ya que "se aburren". "El niño está metido ya en un mundo de socialización y de comunicación en Internet, y a todo eso deben contribuir los profesores", añadió.