23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 17 de marzo de 2010

    Sastre señala que la Construcción y el Turismo son los dos sectores asturianos menos involucrados en I+D

    GIJÓN, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El viceconsejero de Ciencia y Tecnología del Principado, Herminio Sastre, señaló hoy a Europa Press que la Construcción y el Turismo son los dos sectores que en Asturias están "rezagados" respecto a la introducción de la I+D+i. Pese a ello, destacó que Asturias paso de contar con unas 150 empresas que participaban en proyectos de I+D+i a unas 300 o 400.

    Sastre, antes de participar en la inauguración en el teatro de la Laboral de una jornada dedicada a la encuesta de innovación tecnológica del Instituto Nacional de Estadística (INE) organizada por la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), atribuyó este logro a la política del Principado pero también a la capacidad de arrastre de los centros tecnológicos. En este sentido, señaló que los sectores de la metalmecánica fueron los primeros en introducir el I+D, seguidos luego de empresas TIC y recientemente aquellas que tienen que ver con el Centro Tecnológico de la Madera.

    Además, apuntó que actualmente Asturias se sitúa en el grupo intermedio de comunidades autónomas que invierten en el intervalo del un uno por ciento del PIB en proyectos de I+D, como son también Aragón, Castilla y León, Galicia, Comunidad Valenciana por ejemplo.

    El viceconsejero incidió que lo más importante es valorar los datos cualitativamente, es decir, que de un 0,68 por ciento en 2004 se pasó a un 0,96, lo que supone una cantidad importante referenciada al PIB. Un incremento continuado que se ha producido también, de forma correlativa, en el número de personal investigador.

    Por encima de la media nacional, que en 2008 fue del 1,37 por ciento del PIB, se sitúan Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra. Sastre lo atribuyó a que las dos últimas comunidades cuentan con Hacienda propia, mientras que las otras dos concentran la mayor parte de los centros tecnológicos del Estado, además de varias universidades. Por debajo del 0,90 por ciento del PIB estarían Baleares, Islas Canarias o Extremadura.

    Asimismo, indicó que el Principado seguirá apoyando este tipo de proyectos y abogó por aprovechar que en la región, al ser pequeña, "nos conocemos todos", para generar masas críticas, obtener datos o ver la problemática que pueden tener determinados sectores o pymes. También resaltó la iniciativa del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa) de crear Agrupaciones Empresariales Innovadoras, para dar salida a proyectos que en solitario no podrían llevarse a cabo.

    En cuanto a la jornada de FADE, en la que están inscritas unas 40 personas, destacó la importancia de contar con datos y estadísticas para evaluar cuál es la participación de Asturias en proyectos de I+D, en investigadores o cómo contribuye esta comunidad autónoma respecto a otras. Por este motivo, esta jornada sirve para animar a las empresas, centros tecnológicos, universidades y a la propia Administración a que envíen las encuestas de forma adecuada. "Al tener una muestra tan pequeña como Asturias, un pequeño error lógicamente distorsiona los datos", advirtió.