19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 24 de septiembre de 2009

    Los sindicatos de Villabona dicen que las gestiones de Trevín no han servido para reducir la masificación de la prisión

    Acaip-USO, CCOO y CSIF, califica de "contradictorio y de publicidad engañosa" que Instituciones Penitenciarias utilice la UTE como imagen de Centro moderno

    OVIEDO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos con representación en el Centro Penitenciario de Villabona, Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip-USO), Comisiones Obreras (CCOO), Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), advirtieron hoy de que las gestiones realizadas por el Delegado del Gobierno, Antonio Trevín, no han servido para reducir la masificación de la prisión que supera en la actualidad los 1.600 reclusos.

    Los sindicatos, en declaraciones a Europa Press, mostraron su "más enérgica protesta por la masificación de internos, la falta de personal que sufre la prisión, la penosa gestión del Equipo Directivo y la incongruente actitud de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias con el Centro Penitenciario de Villabona" en el día de la festividad de la patrona Nuestra Señora de la Merced.

    Según los sindicatos, el aumento generalizado de la población reclusa que Villabona soporta desde hace años hace que, en la actualidad, varios módulos de la prisión están prácticamente al 200 por cien de sobreocupación siendo vigilados únicamente por dos trabajadores. La ratio real interno-funcionario se aproxima a los 70 internos por funcionario.

    La situación, según fuentes sindicales, se agrava aún más con el trasladado inminente a otras cárceles del país de los 21 funcionarios en prácticas de las Ofertas de Empleo Público de los años 2007 y 2008 que cumplían el periodo de formación que marca la ley en la prisión asturiana, reforzando la "escasa" plantilla de funcionarios existente en un centro con capacidad para 840 internos que supera en la actualidad los 1.600,

    Los representantes de los trabajadores de la prisión señalaron asimismo que la permanente actitud de la Dirección de Villabona "desviando" recursos humanos del área de vigilancia, trasladándolos de forma "encubierta" a otras labores y "promocionando" de forma discrecional a los más cercanos al equipo directivo, "agrava la problemática general de la prisión; además, la dirección introduce constantemente nuevos servicios y prestaciones que aumentan la carga de trabajo de unos funcionarios que ya están sobresaturados".

    "Es sintomático que el presupuesto siempre disponible para los actos festivos se nos niegue a los trabajadores para las reformas necesarias que mejoren las condiciones de las instalaciones obsoletas de la cárcel", añadieron los sindicatos.

    Por último, la agrupación sindical calificó de "contradictorio y de publicidad engañosa" que Instituciones Penitenciarias utilice los programas terapéuticos de Villabona como imagen del moderno sistema penitenciario español, "mientras mantiene a la prisión asturiana en un permanente estado de precariedad en cuanto a recursos humanos y tecnológicos".