25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 17 de octubre de 2019

    Solana: "Es bueno que en nuestro país seamos capaces de llegar a acuerdos políticos"

    Solana: "Es bueno que en nuestro país seamos capaces de llegar a acuerdos políticos"
    El presidente del Patronato del Museo del Prado, Javier Solana, junto al director del Museo, Miguel Falomir, en rueda de prensa en Oviedo. - EUROPA PRESS

    OVIEDO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado, Javier Solana, ha considerado "bueno" que en España los diferentes partidos puedan ser "capaces" de llegar a acuerdos en aquellos asuntos que precisen de un consenso entre diferentes fuerzas.

    Solana ha participado junto al director del Museo, Miguel Falomir, en la última de las ruedas de prensa convocadas en Oviedo con motivo de los Premios Princesa de Asturias de 2019, que en su categoría de Comunicación y Humanidades ha distinguido al Museo del Prado "como reconocimiento a la labor de conservación y divulgación de uno de los más ricos patrimonios artísticos del mundo" en su 200 aniversario. En un año en el que el Museo celebra su segundo centenario, el presidente del Patronato, Javier Solana, ha asegurado sentirse "enormemente honrado" por la decisión del jurado.

    Si bien considera que un consenso como el alcanzado en torno a la gestión del museo y la ley de autonomía de la pinacoteca "no es exportable", ha explicado que "es bueno en general" que en España se alcancen acuerdos entre partidos políticos "necesarios para el buen funcionamiento de la vida colectiva de la sociedad española".

    A juicio de Solana son las campañas electorales el momento de "pelear", pero "la mayor parte del tiempo" debería ser de "hacer las cosas en coordinación y colaboración".

    Ante la inestabilidad política que ha derivado en una nueva convocatoria electoral, y dado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) continúan prorrogados desde su aprobación en 2017, el director del Museo ha señalado que la situación "afecta" al espacio, y ha asegurado que se "conformaría" con que las nuevas cuentas fuesen "tan buenas" como las que figuraban en el anteproyecto presupuestario que no fue aprobado.

    Solana, por su parte, ha asegurado que el Museo "necesita una financiación pública más alta". Ha explicado en este sentido que la pinacoteca recibe "financiación suficiente", pero ha matizado que casi al 60 por ciento esa financiación no depende de las cuentas estatales. El Museo, ha dicho, es "la única" institución de esta naturaleza que "se autofinancia con esa fortaleza", pero ello no debería significar que "se le castigue" a recibir menos del Estado. "Hay que hacerse esa reflexión", ha agregado.

    A este respecto Solana ha señalado que actualmente existen "buenas conversaciones" con el Gobierno en funciones aunque todavía no haya presupuesto. "Creo que tendremos la posibilidad de llegar a un buen acuerdo", ha dicho, independientemente del Gobierno que salga de las elecciones del 10 de noviembre, ya que "no hay una gran batalla política" en torno al Museo.

    De ello dependerá la ampliación del Salón del Reino, una actuación que pretende abrir un espacio que pueda albergar los 250 cuadros que actualmente se encuentran en los almacenes del museo y que tienen "calidad suficiente" como para mostrarse al público. Confía Solana en que las obras, que ya están comenzadas, puedan finalizarse en un periodo "no muy largo de tiempo".

    EL MUSEO

    El Museo Nacional del Prado se inauguró en Madrid el 19 de noviembre de 1819 como Real Museo de Pinturas y Esculturas para albergar obras procedentes de las colecciones reales, que habían comenzado a tomar forma en el siglo XVI con Carlos I y que fueron enriquecidas por todos los monarcas que lo sucedieron.

    Con un primer catálogo integrado por 311 pinturas, el Museo, que pronto cambió su denominación a Museo Nacional de Pintura y Escultura, ya servía de depósito para otras 1.510 procedentes de los Reales Sitios.

    Doscientos años después de su inauguración, tras varias reformas y sucesivas ampliaciones, el Museo del Prado sigue cumpliendo la misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal.

    Convertido en la institución cultural más importante de España y en una de las pinacotecas más destacadas del mundo, el Museo Nacional del Prado tiene una colección de cerca de 8.000 pinturas, de las que 1.700 están expuestas en el edificio Villanueva y más de 3.200 se distribuyen entre 255 instituciones culturales de toda España.

    Desde su fundación, el Museo ha ingresado más de 2.300 pinturas y gran cantidad de esculturas, estampas, dibujos y otras piezas a través de donaciones, legados y compras.

    Entre las obras más emblemáticas que se pueden contemplar hoy en El Prado se encuentran El jardín de las delicias de El Bosco, El caballero de la mano en el pecho de El Greco, El tránsito de la Virgen de Mantegna, Carlos V en Mühlberg de Tiziano, El lavatorio de Tintoretto, el Autorretrato de Durero, Las meninas de Velázquez, Las tres Gracias de Rubens, La familia de Carlos IV de Goya o Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga de Gisbe.

    El Museo actual está formado por varios inmuebles --el edificio Villanueva, el Claustro de los Jerónimos, el Casón del Buen Retiro, el edificio administrativo de la calle de Ruiz de Alarcón y el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro-- que superan los 45.000 metros cuadrados de superficie útil.