27 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

La tasa asturiana ya indica "alto riesgo de transmisión descontrolada", según los criterios de Sanidad

La tasa asturiana ya indica "alto riesgo de transmisión descontrolada", según los criterios de Sanidad
Una sanitaria realiza un test rápido de antígenos de detección de coronavirus a una doctora del Centro de Atención Primaria CAP Manso, en Barcelona - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

OVIEDO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La tasa de incidencia en Asturias de la enfermedad COVID-19 superó ya el lunes la barrera de los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Según los datos que publicó este martes el Ministerio de Sanidad, en el Principado la tasa se sitúa en 259,58 casos. Superar los 250 supone, según Sanidad, un "alto riesgo de transmisión descontrolada".

Así figura en los documentos que maneja el Ministerio de Sanidad y que quedaron reflejados en los criterios establecidos en el acuerdo aprobado el 30 de septiembre por el Consejo Interterritoral del Sistema Nacional de Salud sobre la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante situaciones de especial riesgo por transmisión no controlada de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

"Una tasa de incidencia por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes puede considerarse un indicador de alto riesgo de transmisión descontrolada en el territorio afectado y, por lo tanto, se debe garantizar un alto nivel de capacidad de detección, control de la transmisión y refuerzo asistencial para evitar un gran impacto en la población y, en particular, en los grupos más vulnerables", señala el mencionado acuerdo, consultado por Europa Press.

"La concurrencia de una tasa superior a la señalada demuestra que tanto las medidas de control como las de refuerzo de capacidades, no han logrado alcanzar en los territorios afectados por esa incidencia el efecto deseado para hacer frente a la evolución ascendente de la curva epidémica", añade el documento, que fue aprobado en el mencionado Consejo Interterritorial.

A nivel nacional, la tasa de incidencia es aún más alta que Asturias y se sitúa en 322,94 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días según el último informe de Sanidad, hecho público este 20 de octubre. Son pocas las comunidades que están por debajo de 250.

Encabeza la lista Navarra (1.002,73 casos por 100.000 habitantes en 14 días), seguida de Melilla (822,09), La Rioja (549,56), Aragón (542,94), Castilla y León (503,22), Madrid (431,94), Ceuta (388,08), Cataluña (374,22), País Vasco (365,98), Castilla-La Mancha (344,49), Extremadura (301,21), Andalucía (284,91) y Asturias (259,58).

Por debajo de los 250 casos COVID-19 por 100.000 habitantes en 14 días se sitúan Galicia (174), Comunidad Valenciana (132,68), Baleares (132,15), Cantabria (160,74) y Canarias (79,41). La tasa propuesta por la Unión Europea para países de riesgo es más baja que la que presenta cualquier comunidad autónoma y se sitúa en 60 casos.

MEDIDAS EN ASTURIAS

La incidencia ha ido creciendo en Asturias a pesar de las normas que se han ido tomando por parte de los responsables sanitarios del Principado en los últimos días.

Fue el viernes 9 de octubre cuando endureció las medidas generales de prevención, extendiendo, por ejemplo, la obligatoriedad de utilizar mascarillas en gimnasios u oficinas. Cuando la resolución fue publicada los datos de incidencia en Asturias 135,80 casos en 14 días por 100.000 habitantes.

Días después, el 14 de octubre, el presidente del Gobierno asturiano, Adrián Barbón, anunciaba en una rueda de prensa que las medidas volvían a endurecerse a través de otras resolución de Salud, con las prohibición de consumir en las barras de bares o la limitación de aforos en zonas comunes de centros comerciales. El Ministerio informaba ese miércoles de una incidencia de 206,69 casos en Asturias.