11 de diciembre de 2019
18 de noviembre de 2014

Los trabajadores de Cobra están llamados a la huelga este martes

OVIEDO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los más de 100 trabajadores de la empresa Cobra están llamados este martes 18 de noviembre a secundar la séptima de las doce jornadas de paro convocadas para el mes de noviembre en protesta por la implantación de un "fuerte recorte" en las condiciones salariales y laborales.

Al margen, los trabajadores se concentrarán a partir de las 8.00 horas en los accesos al polígono industiral de Asipo, donde está ubicada la empresa, con el mismo motivo. El miércoles está prevista una marcha a pie desde la sede de Cobra Asturias hasta la Delegación del Gobierno, ubicada en Oviedo.

Según ha explicado en nota de prensa del Comité de Empresa, entre las medidas que pretende implantar la dirección de la empresa figuran el incremento de la jornada, la disposición total del trabajador en concepto de retén durante 15 días al mes una vez finalizada su jornada laboral diaria, eliminación de parte de las dietas y del plus de desplazamiento.

La convocatoria de paros arrancó el pasado 4 de noviembre. Hasta el momento la plantilla ha secundado de manera mayoritaria las movilizaciones sin que se hayan producido incidentes de ningún tipo. Todos los centros laborales del grupo en Asturias (Oviedo-zona centro, Mieres, Jarrio y Cangas del Narcea) respaldaron las sucesivas huelgas.

Las próximas convocatorias se han fijados para los días 18, 19, 20, 25, 26, y 27 de noviembre, siempre coincidiendo de martes a jueves.

El calendario de movilizaciones fue aprobado en asamblea por el conjunto de los trabajadores después de agotar las vías de diálogo con la dirección de la empresa que en todo momento ha tratado de imponer sus propuestas sin ningún tipo de flexibilidad con el único objetivo de precarizar las condiciones laborales equiparándolas a países del tercer mundo.

La empresa Cobra, Instalaciones y Servicios es una contrata de HC y E.on y se encuentra ubicada en el polígono industrial de Asipo. Su principal actividad es el mantenimiento y distribución de líneas eléctricas de alta y media tensión en el territorio asturiano.

La filial asturiana pertenece a un grupo con implantación en más de 45 países y con 300 delegaciones. Su volumen de negocio supera los 4.200 millones de euros.

Para leer más