21 de mayo de 2019
13 de junio de 2010

Trevín dice que "ante la gravedad de la situación" un Gobierno tiene que elegir entre "la responsabilidad o la utopía"

Trevín dice que "ante la gravedad de la situación" un Gobierno tiene que elegir entre "la responsabilidad o la utopía"
EP

Es consciente de que el Gobierno se enfrenta a "una erosión electoral importante", pero cree que el PP no va a salir bien parado "ni en España ni en Asturias" Oviedo recibirá entre abril de 2009 y mayo de 2011, 78 millones de euros del Gobierno para inversiones

OVIEDO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, justificó el plan de ajuste adoptado por el Gobierno de España para hacer frente a la crisis porque "ante la gravedad de la situación actual, un Gobierno tiene que elegir entre la responsabilidad o la utopía de los planteamientos políticos".

En una entrevista concedida a Europa Press, reconoció que medidas como la congelación de las pensiones o la bajada de los sueldos a los funcionarios crean "malestar", pero argumentó que el Gobierno de España está "obligado" por un principio de responsabilidad con el país y avanzó que "se seguirán tomando decisiones". "Las medidas son tan coyunturales como forzadas", incidió.

Sobre la posibilidad de una huelga general, explicó que el Gobierno será "escrupuloso" en el respeto de ese derecho constitucional si los sindicatos deciden convocarla y aplaudió la "madurez" de sindicatos y funcionarios en la jornada del 8-J, que permitió que la jornada se desarrollase sin incidentes reseñables.

En este sentido, opinó que las movilizaciones obligan al Ejecutivo a reflexionar y a dar una explicación de por qué anteponer el principio de responsabilidad a los ideales políticos. "Quizá no hemos sido suficientemente explícitos en el relato de la situación", consideró.

Antonio Trevín subrayó la conveniencia de que la aprobación de la reforma laboral se haga con el beneplácito de los sindicatos y empresarios porque la dotaría de "más fuerza para incentivar el empleo". "Ningún Gobierno hace una reforma de este tipo si no es para incrementar las contrataciones y ganar estabilidad", justificó.

En lo que respecta al mercado de trabajo, aseguró que la bajada del paro es un dato "esperanzador", pero invitó a realizar un análisis "riguroso" porque desde el año 2003 "en Asturias hay más parados, pero también más personas que trabajan". En concreto, el número de desempleados pasó de 55.000 a 82.000; mientras que el número de personas en activo aumentó en casi 20.000, hasta situarse en 380.000.

EL PAPEL DE LA OPOSICIÓN

Preguntado sobre el papel de la oposición, recordó que compete a los ciudadanos juzgar si el PP busca réditos o beneficios políticos a largo plazo o apoya el futuro del país. "No va a salir bien parado ni en España ni en Asturias", pronosticó.

"No parece que prime la coherencia y la responsabilidad" cuando durante los ocho años de Gobierno del PP los funcionarios perdieron seis puntos de valor real en sus salarios", apuntó.

El delegado aseguró que el Gobierno es consciente de que se enfrenta a "una erosión electoral importante", pero debe primar el futuro del país y se mostró convencido de que los ciudadanos acabarán valorando la solvencia, como ya ocurrió con el Gobierno de Adolfo Suárez.

En el capítulo de la financiación local, dijo que los Consistorios se han beneficiado en los años 2009 y 2010 de las inversiones estatales "más importantes de la era democrática". En concreto, aseguró que el municipio de Oviedo recibirá entre abril de 2009 y mayo de 2011 78 millones de euros para equipamientos deportivos y culturales, barrios e infraestructuras, que ponen de manifiesto que "el cerco a Oviedo ha caído hace tiempo".