8 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

Trib.-El juez impone a Cándido y Morala el pago de una multa, además de la indemnización al Ayuntamiento

GIJÓN, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El magistrado del Penal número 1 de Gijón, Lino Rubio Mayo, comunicó hoy a los representantes de la Corriente Sindical de Izquierdas(CSI) Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero, que tienen un plazo de tres días hábiles para explicar como van a pagar la indemnización de 5.624,83 euros al Ayuntamiento como condicionante a la rebaja de 1 año en la pena de cárcel.

Asimismo, les indicó que deben abonar una multa de 2.160 euros como venía fijado en la primera sentencia, pese a que en el indulto del Consejo de Ministros no aparece. Así lo indicaron los sindicalistas en declaraciones a los medios tras recoger la comunicación del indulto de manos del magistrado.

De no pagar esta multa o la indemnización al Ayuntamiento, como ya anunciaron que harían, el indulto no tendría efecto y deberán cumplir tres años de prisión, a los que habría que sumar 180 días de cárcel por el no abono de los 2.160 euros y el embargo de los bienes para compensar al Consistorio.

Para Morala y Cándido esto es "una nueva condena" a dos años que les obliga además a "indemnizar al Ayuntamiento y a pagar una multa". Además, señalaron que lo que se pretende es que "no ejerzan acción sindical" durante cuatro años para "que nadie proteste por la situación de paro y el cierre de los astilleros".

Los dos representantes sindicales presentarán alegaciones al pago de la multa el próximo martes 13 de octubre y adelantaron que no piensan "pagar" al Consistorio ya que se consideran "inocentes". Morala, que con un megáfono informó de las condiciones impuestas por el juez a las personas que se concentraron frente a los juzgados para apoyarlos, indicó que ahora "la pelota estaba en el tejado del Ayuntamiento".

Según él, el que ahora tengan que pagar la multa es "una vuelta de tuerca del juez", ya que no figura en la resolución del indulto que les había llegado a través de un telegrama. Asimismo, señaló que se trata de un "complot" del Ayuntamiento para meterles en la cárcel. "No nos perdona que nos hayamos opuesto al cierre de los astilleros", recriminó.

ÁNIMOS

Por su parte, Cándido agradeció a las más de un centenar de personas allí concentradas su apoyo por no dejarles sólos. "Nos da ánimo", aseguró. También criticó la actuación del Ayuntamiento del juez que, según él, "tiene la facultad para hacer lo que le da la gana. "El martes no sabemos si subiremos a Villabona porque no vamos a pagar", aventuró. "Esto es un secuestro al movimiento sindical, no lo vamos a permitir", dijo.

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, Cándido reconoció que ayer hubo contactos a nivel particular por parte de gente de la Plataforma contra la Represíón y por las Libertades con IU de Gijón, y en concreto con el portavoz, Jesús Montes Estrada, quien les aseguró que no se iba a personar el Ayuntamiento hoy para reclamar la indemnización.

Cándido señaló que el Consistorio no estaba citado hoy, sino sólo ellos, por lo que no tenía sentido que fueran. El representante de CSI lamentó que Montes Estrada actúe como lo hace cuando fue compañero de ellos en el sector naval y le recriminó que esté "callado" no sólo en el proceso contra ellos sino ante el cierre de los astilleros. Para él, adopta una posición "denigrante y antisocial".

También apuntó que estudiarán con su abogado la formulaciones de las alegaciones contra la multa impuesta y que valorarán pedir una aclaración al Gobierno sobre el indulto concedido por el Consejo de Ministros. Sobre el indulto, indicó además que siempre habían sido totales en el caso de temas laborales, y ahora a ellos les dan uno parcial. El documento con las alegaciones lo presentarán el próximo martes, a las 10.00 horas.