18 de abril de 2019
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 25 de mayo de 2008

    Tribunales.- La Audiencia juzgará el 23 de junio el asunto de tráfico de drogas y explosivos en un hotel de Riosa

    El fiscal pide penas que suman los 50 años de cárcel para cinco personas acusadas de tráfico de drogas y explosivos

    OVIEDO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El fiscal especial antidroga de Asturias, José Perals, pide penas que suman 50 años de cárcel y el pago de multas por más de un millón de euros para cinco personas acusadas de tráfico de drogas y explosivos --Goma 2 Eco-- detectado en noviembre de 2004 en un hotel de la localidad de Riosa. El juicio se celebrará en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo el 23 de junio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

    Agentes del Cuerpo Nacional de Policía investigaron en su momento la relación que podía tener esta operación con la trama asturiana de los atentados del 11-M. Los arrestados, entre ellos los responsables del hotel, fueron detenidos el 16 de noviembre de 2004,

    El hotel 'El Balcón del Angliru' (Riosa) fue registrado el 16 de noviembre de 2004. Según el escrito del ministerio fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el hotel era punto de encuentro de compradores de droga, ya que la persona que lo regentaba entonces, Antonio P. F., 'Toni el portugués', y su encargado, José Luis B., "se dedicaban de manera habitual a la venta de heroína y cocaína en Asturias".

    El fiscal pide además el decomiso del hotel y que se clausure de forma definitiva y se prohíba realizar en él cualquier actividad relacionada con la hostelería por un período de cinco años. Junto con Antonio P. y José Luis B., Perals acusa a José Ramón C., que supuestamente sustrajo de Hunosa la dinamita incautada a 'Toni el portugués', y a los titulares del hotel, María P. F. y Baldomero D. S., a los que acusa de un delito de blanqueo de capitales.

    Según el escrito del Ministerio Fiscal, 'El Balcón del Angliru' fue financiado con dinero procedente del tráfico de drogas y la pareja tenía pleno conocimiento de ello. Perals sostiene que Antonio P. les dio el dinero para adquirirlo, a través de un préstamo hipotecario.

    El grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía asturiana encontró en el interior del hotel 30.650 euros, hachís, cocaína por valor de 16.143,75 euros, once kilos de ácido bórico, diversa documentación y una balanza con restos de coca, entre otros efectos.

    En una vivienda anexa al hotel, los agentes localizaron una ballesta y diez flechas, seis cartuchos de goma 2 Eco, una pistola semiautomática, un silenciador, una pistola-bolígrafo, alrededor de 200 cartuchos, 19 detonadores, un detonador eléctrico, dos carabinas y heroína valorada en 13.412,35 euros, además de documentación y dinero en efectivo.

    Perals pide para Antonio P. una condena de 22 años y multa de 60.000 euros al estar acusado de tráfico de drogas, tenencia de armas y tenencia ilícita de explosivos. Para José Luis B. pide nueve años y seis meses e idéntica multa por tráfico de drogas. Para José Ramón C. reclama ocho años y seis meses y para María P. y Baldomero D. S., cinco años y multa de 460 euros.