30 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Tribunales.- La fiscalía realizará modificaciones en su calificación final en el juicio por el crimen de Elena Hevia

OVIEDO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal especial de violencia doméstica del Tribunal Superior de Justicia del Principado (TSJA), Gabriel Bernal, realizará modificaciones en su escrito de calificación final que presentará mañana en la última sesión del juicio del caso sobre asesinato de la joven ovetense Elena Hevia el 22 de agosto de 2005.

En su calificación inicial Bernal pedía para el acusado 23 años de prisión al entender que el único acusado, Paolo Eduardo González asesinó a la joven con ensañamiento y alevosía. Por su parte, la acusación particular, ejercida por la letrada Victoria Carbajal y el abogado del Estado elevan la pena a 25 años de cárcel.

El abogado del acusado, Alejandro Riera, pide la libre absolución para su cliente ya que considera que no fue el responsable de asesinar a la joven en el domicilio de éste en la calle Alonso Quintanilla de Oviedo.

Tras la sesión de mañana, el miércoles el jurado formado por nueve miembros --en su mayoría hombres-- tendrá que dar un veredicto escuchadas las conclusiones finales de las partes.

El juicio entra mañana en la recta final, tras cinco sesiones, después de que comenzase el pasado 18 de julio con la declaración del acusado en la que manifestó que cuando llegó a su domicilio se encontró el cadáver de su novia "salvajemente degollado".

A los largo del juicio declararon testigos familiares, como la madre de la víctima y su prima; y otros testigos, como el dueño del bar donde acudió el acusado a tomar una botella de vino el día de los hechos y testigos policiales que intervinieron en la detención y examen ocular del domicilio.

También declararon ante el juez, Manuel Avello, peritos y psicólogos que afirmaron que el acusado se encuentra en perfecto estado mental y que "simulaba" estar "loco" cuando fue reconocido en el Hospital Central de Asturias durante la madrugada del 23 de agosto de 2005.

Por su parte, también prestaron declaración peritos del Centro Nacional de Toxicología de Madrid, mediante videoconferencia, quienes afirmaron, tras realizar los estudios pertinentes, que el cuchillo con el que se cometió el asesinato y los pantalones de la joven contenían sangre del acusado, aunque descartaron, que en las uñas de la joven ovetense hubiese piel o fibras de la ropa del imputado por el crimen.