16 de junio de 2019
  • Sábado, 15 de Junio
  • 25 de mayo de 2008

    Tribunales.-Piden nueve años de cárcel para la mujer que apuñaló a un cliente de un bar que salió en defensa de la dueña

    GIJÓN, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    Una vecina de Oviedo, Viviana A.O., se enfrenta a una pena de 9 años de prisión por un intento de homicidio, al apuñalar con un cuchillo a un cliente de un restaurante de Gijón que salió en defensa de la dueña, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas. A esta petición, correspondiente a la acusación particular, hay que sumar la solicitud de una indemnización de 12.253,19 euros, por las lesiones y secuelas sufridas por la víctima, un colombiano afincado en Madrid, que estaba de vacaciones en Gijón, al que tuvieron que extirpar el bazo.

    Por su parte, la Fiscalía solicita una pena de siete años y seis meses de prisión por el intento de homicidio, así como el pago de una indemnización de 10.242 euros por las lesiones, secuelas y perjuicios sufridos. Además de extirparle el bazo, a la víctima le quedaron como secuelas de la agresión y de las operaciones a la que se sometió dos cicatrices de cicatrices de dos centímetros y otra de 15 en la zona abdominal y el costado. Asimismo, estuvo 60 incapacitado para realizar sus tareas habituales.

    En cuanto a la defensa, pide la libre absolución y alternativamente, en caso de ser condenada, que sea por un delito de lesiones y no de intento de homicidio. También pide que se contemplen otras eximentes como la de legítima defensa, la incompleta por alteración psíquica, la de confesión y la de reparación del daño causado.

    Según el informe, en el momento de los hechos la mujer sufría "agorafobia", además de que se presentó a posteriori una evaluación forense que indica que actualmente sufre una especie de trauma. El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón los próximos días 28 y 29 de este mes, a las 10.30 horas.

    Los hechos tuvieron lugar el 1 de octubre de 2006, en una terraza del restaurante 'El Tostaderu", situado en la Ería del Piles. La acusada estaba en compañía de otro hombre, Tomás C.J.. La agresión se produjo tras un fallo en una máquina expendedora de tabaco, motivo por el cual se inició la discusión. Supuestamente, la imputada salió a buscar a su compañero sentimental y ambos llevaron a cabo varios destrozos en el local al no atender a razones.

    La dueña del establecimiento anotó entonces la matrícula del vehículo en el que se iban, lo que motivó que estos volvieran. Varios clientes salieron en defensa de la dueña y, según la acusación, la mujer cogió un cuchillo de una de las mesas y se lo clavó a uno de ellos, José Alfredo A.A., que entonces tenía 42 años, mientras que su compañero le daba patadas y golpes.

    Aunque los acusados se dieron a la fuga, pudieron ser localizados por la Policía. Tras su detención, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, que se encontraba de guardia, calificó los hechos como homicidio en grado de tentativa y decretó prisión para la mujer, donde se encuentra desde esa fecha, y libertad sin fianza para su compañero. Ambos carecían de antecedentes y se habían negado a declarar en Comisaría tras su detención.

    En lo que respecta a Tomás C.J., la Fiscalía pide para él por cuatro faltas de malos tratos -golpes y lesiones_el pago, por cada una de ellas, de una multa de un mes con cuota diaria de 12 euros. Por su parte, la acusación particular solicita, también por cada una de las cuatro faltas, localización permanente de seis días.