3 de diciembre de 2020
25 de octubre de 2020

Villaverde apuesta por comunicar bien la investigación hecha en Asturias, captar talento joven y estabilizar plantillas

Villaverde apuesta por comunicar bien la investigación hecha en Asturias, captar talento joven y estabilizar plantillas
Ignacio Villaverde, catedrático de Derecho Constitucional y candidato al Rectorado de la Universidad de Oviedo - EUROPA PRESS

Sostiene que hay que "reinventar" la Universidad para adaptarla a la realidad el siglo XXI

OVIEDO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Derecho Constitucional y precandidato al Rectorado de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, afronta las próximas semanas de campaña electoral con "fuerza" y "ganas de convencer" a la comunidad académica, que el 1 de diciembre podrá escoger entre su proyecto y el del actual rector y precandidato a la reelección, Santiago García Granda. Ante ese "duelo", Villaverde lanza su apuesta para los próximos cuatro años: comunicar bien la investigación hecha en Asturias, captar talento joven y estabilizar plantillas.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo del anuncio esta semana del calendario para esta nueva convocatoria después de que se aplazasen las elecciones de abril por la pandemia de coronavirus, Villaverde sostiene que hay que "reinventar" la Universidad para adaptarla a la realidad el siglo XXI.

"Hay que reinventar la Universidad como institución milenaria, que tiene fortalezas pero también corre el riesgo de caer en la autocomplacencia", argumenta, para añadir que se debe aprovechar "su capacidad de innovación para su reinvención, para cambiar la forma de trabajar y funcionar, sin dejar de entenderla como un servicio público".

En ese sentido, considera necesario disponer de un marco jurídico que permita ser más flexibles y aboga por planificar los departamentos y las plantillas a largo plazo, así como captar fondos de investigación y cambiar la relación con los estudiantes. "Seguimos con un modelo muy decimonónico y hay que adaptar la universidad a la nueva realidad", apunta.

Igualmente, resalta la importancia del Personal de Administración y Servicios (PAS), que considera "un cuerpo indispensable que también envejecido y que requiere convocatorias de plazas y promoción interna para rejuvenecerlo y estimularlo".

En el ámbito formativo, cree que hay que hacer un "análisis riguroso" de la oferta formativa y actualizar algunos planes para adaptarlos a la demanda social. Se trata, dice, de llevar las titulaciones "al siglo XXI" y hacer "más atractivos" los postgrados y másteres.

Del mismo modo, defiende una estrategia de internacionalización para la investigación asturiana. "Tenemos mimbres para estar entre las mejores universidades del mundo; la estrategia de internacionalización no puede limitarse a captar Erasmus, hay que estar presentes en el gran concierto internacional de la ciencia", asevera.

Para ello, considera esencial ser "muy competitivos" en proyecto europeos y alianzas estratégicas internacionales. "Se hace una investigación de primer nivel, hay que difundirlo", añade.

Afirma, además, que la Universidad debe ser "un tractor" del cambio de modelo productivo en Asturias y por ello espera que tenga un papel activo como "socio estratégico" en la captación y ejecución de los fondos europeos para la transición energética.

Otro de los aspectos que espera impulsar en la institución académica asturiana es la promoción femenina. Explica que, aunque como empleadas públicas las condiciones laborales y salariales están ajustadas a los puestos, sigue existiendo una brecha: "la de la carrera profesional".

"Hay menos mujeres en direcciones de grupos de investigación y cátedras. Hay por tanto una brecha en la carrera profesional y se ralentiza la promoción", expone. Ante eso, planea una estrategia que "acelere en el tiempo la sutura" de esa brecha de género.

Para leer más