16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 4 de julio de 2009

    Cantabria es una de las comunidades donde se producen más incendios forestales intencionados, el 70%

    Técnicos del medio natural del Gobierno de Cantabria identifican al presunto autor de un incendio en un monte de Obeso (Rionansa)

    SANTANDER, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Cantabria es una de las comunidades autónomas donde se producen un mayor número de incendios forestales intencionados, en concreto más del 70 por ciento de los que se registran, que tienen una finalidad agrícola o ganadera.

    Así se desprende de un estudio presentando recientemente en la I Reunión sobre Incendios Forestales, organizada por el Departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio de la Universidad de Cantabria, en colaboración con la Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de Cantabria.

    En esta jornada, celebrada en el Centro de Estudios Rurales de Cabezón de la Sal y en la que se abordaron los incendios forestales, sus causas y consecuencias e impactos y el desarrollo de políticas de gestión del riesgo, se puso de manifiesto el "grave problema ecológico" que suponen los incendios, así como sus "negativas consecuencias para la biodiversidad".

    Asimismo, según informó el Gobierno en un comunicado, se constató la influencia del ámbito socieconómico y cultural como un elemento "determinante" en las causas de los incendios forestales, destacándose, en el caso de Cantabria, que la relación del número de incendios intencionados es una de las más elevadas de España.

    El impacto más grave derivado de los incendios forestales es la desertificación de los terrenos forestales, lo que impide, en muchos casos, la restauración ecológica de los mismos.

    Por ello, los participantes incidieron en la necesidad de apostar por estrategias y políticas a largo plazo, y señalaron que la lucha y la extinción debe ser "parte de la estrategia, pero no la única medida". Por este motivo, desde la Consejería de Biodiversidad se aboga por una "estrategia integral" en la gestión del riesgo, frente a la postura clásica centrada en la prevención silvícola y la extinción de los fuegos.

    PIRÓMANO IDENTIFICADO

    En relación con este asunto, el Ejecutivo informó también que el pasado 13 de junio dos técnicos auxiliares del medio natural del Gobierno de Cantabria, identificaron al presunto autor de un incendio forestal en un monte de utilidad pública de Obeso (Rionansa).

    El pirómano, que reconoció los hechos, ya que fue sorprendido 'in fraganti' por los agentes, fue el causante de un total de 15 focos de ignición en una zona de matorral compuesto por tojo y brezo.

    Se ha presentado una denuncia ante el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil, que ha iniciado un expediente para determinar el paso a disposición judicial del acusado.

    En lo que va de año se han registrado en Cantabria más de 700 incendios forestales, de los que la práctica totalidad han sido intencionados, la mayoría con el fin de quemar especies de matorral existentes para favorecer la regeneración de los pastos.