15 de julio de 2019
12 de febrero de 2010

Los desembarcos de pesca en Cantabria crecieron un 56,1% en 2009, hasta los 44,7 millones de kilos

SANTANDER, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los desembarcos de pesca en Cantabria crecieron un 56,13 por ciento en 2009 respecto a 2008, hasta los 44,7 millones de kilos, según datos de la Dirección General de Pesca y Alimentación.

A su vez, y según dichos datos, consultados por Europa Press, el valor de la pesca desembarcada a lo largo de 2009 en los puertos pesqueros de la comunidad autónoma ascendió a 24,4 millones de euros, lo que supone un 1,14 por ciento menos que el año anterior.

Por puertos, de los 44.789.440 kilos de pescado desembarcados el año pasado en la comunidad autónoma, el 42,7 por ciento, lo que equivale a 19.140.838 kilos correspondió al puerto de Santoña, donde los desembarcos crecieron un 53,89 por ciento.

El valor de la pesca desembarcada en este puerto sumó 7.810.154 euros, lo que representa un 1,33 por ciento menos que el alcanzado en el año 2008.

El segundo puerto en volumen de pesca desembarcada fue el de Santander, con 9.990.887 kilos, un 48,6 por ciento más. El valor de la pesca desembarcada se redujo en cambio un 10,95% y se situó en 7.879.340 euros.

A escasa distancia del puerto de Santander en cuanto a pesca desembarcada se situó el de Colindres, con 9.780.800 kilos, un 68,79 por ciento más. El valor de dicha pesca ascendió a 5.314.894 euros, un 22,21 por ciento más que el alcanzado en 2008.

En cuarta posición se situó el puerto de San Vicente de la Barquera, con 4.803.649 kilos, un 49,62 por ciento más. Su valor fue de 2.588.416 euros, lo que supuso un 9,81% menos.

El quinto puesto fue para el puerto de Suances, con 811.852 kilos desembarcados a lo largo de 2009, un 123,37 por ciento más. El valor de dicha pesca fue de 251.411 euros, casi un 29% más que en 2008.

Finalmente, los desembarcos en el puerto de Castro Urdiales se situaron el año pasado en 261.413 kilogramos, un 63,3 por ciento más, y el valor de la pesca alcanzó los 562.605 euros, un 10 por ciento más que en 2008.