15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Ganadería desarrolla un proyecto de investigación sobre la calidad de la carne de bovino tudanco

    Producida bajo el sistema de pasto y en cebo intensivo

    SANTANDER, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad de Cantabria, Jesús Oria, acompañado por el director general de Ganadería, Ismael Esparza, asistió hoy a la presentación del proyecto de investigación sobre la 'Caracterización de la calidad de la carne de la raza bovina tudanca', que tuvo lugar en la Finca Aranda (Cóbreces), propiedad del Gobierno de Cantabria.

    Oria aseguró que estos estudios únicamente pueden resultar interesantes "si sirven al sector ganadero y a la vez producen alimentos de calidad para el consumidor final". En base a estas dos premisas se ha planteado este proyecto de investigación para analizar las características de la carne producida con cebo intensivo y su comparación con la producida en pasto.

    El ganado autóctono de vacuno de carne está representado por ejemplares que difícilmente pueden competir con razas especializadas, aunque son animales muy rústicos, adaptados al medio y capaces de producir en condiciones adversas, por lo que constituyen el ganado idóneo para aprovechar los recursos forrajeros en áreas de monte.

    Tradicionalmente en la región, el ganadero vende los terneros que han nacido en primavera en las ferias de otoño. Estos animales se ceban en otras regiones con alimentación a base de concentrados y así el valor añadido del cebo se desplaza a explotaciones de Aragón, Castilla y León o Cataluña, comunidades que, por las condiciones de su agricultura o situación geográfica, son más competitivas en la compra de piensos.

    El proyecto tiene por objeto desarrollar un sistema de producción ganadera adaptado a las condiciones de suelos o climatología mediante el análisis de las posibilidades de cebo con pastos y su comparación con el sistema de cebo clásico a base de concentrado.

    El proyecto se ha desarrollado en base a dos pilares, uno de ellos, el estudio de ácidos grasos y su variación con respecto al sistema de alimentación, ya que está demostrado que la alimentación y el ejercicio del ganado influyen positivamente en el nivel de ácidos grasos insaturados y éstos son beneficiosos para la salud.

    El otro de los pilares lo constituye el estudio para la puesta a punto de un sistema de producción adaptado a las condiciones de clima y suelo que revalorice los recursos forrajeros y sea viable. Ambos objetivos permitirán mejorar la rentabilidad de las explotaciones de carne al orientar la producción hacia el acabado de los animales en la propia explotación o incluso, al dar alternativas en las que la explotación de madres en zonas de montaña se complemente con el cebo en áreas de costa.

    El proyecto se ha llevado a cabo con tres lotes de animales en pastoreo y otros tres del mismo número de animales en cebo intensivo. La finalización del trabajo se establecerá a los 12 ó 16 meses en los animales sometidos a pastoreo, y entre los 10 y los 14 en los de cebo intensivo, lo que permitirá concluir cuales son la edad y peso más adecuadas para el sacrificio.

    La jornada de presentación de este proyecto finalizó con la visita de los asistentes a las parcelas de pastoreo, la exposición de resultados sobre el manejo que se considera más adecuado para el ganado y pasto, y la comparación con los resultados obtenidos en las instalaciones de cebo intensivo.