15 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

La UE aprobará durante este año el proyecto de uso de ganado autóctono para prevenir incendios forestales

SANTANDER, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea aprobará durante este año el proyecto Urabin, impulsado por el Gobierno de Cantabria, que cuenta con la colaboración de varias regiones europeas y que se basa en el uso del ganado autóctono para la prevención de los incendios forestales.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, presidió hoy la reunión transnacional de los socios de este proyecto: la Universidad de Braganza (Portugal), el departamento de Aquitania (Francia) y la Diputación Provincial de Soria.

El objetivo de este encuentro era la presentación de los socios participantes y el establecimiento de las bases definitivas de esta iniciativa INTERREG que será presentada en la Unión Europea para contribuir a la salvaguarda de los bosques y la ganadería vernácula

Se trataba de establecer unas bases comunes definitivas para la presentación de esta iniciativa ante la Unión Europea (UE), que se aprobará este año.

La Consejería de Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria lidera este proyecto y cada socio puede tener una serie de asociados, entidades que participan en el proyecto aportando sus conocimientos, asesoramiento, etc.

Además, cada socio aportará un tipo de ganado vacuno, una 'raza propia', que es la más representativa de la zona, que va a ser la herramienta de trabajo y que debe estar en peligro de extinción. El proyecto Urabin, enmarcado en el Interreg IV Sudoe, consiste en la utilización de razas de ganado autóctono en tareas de prevención de incendios forestales, un hecho pionero en España.

Así, gracias a estas tareas de silvicultura se podrán evitar posibles incendios y dar un nuevo uso a razas vacunas en peligro de extinción.

Esta actuación es pionera en España, y en Cantabria puede contribuir a mejorar la lucha contra los incendios de invierno, debidos a la acción humana. En concreto, la causa suele ser la sequedad del terreno provocada por la quema de rastrojos y el viento sur dominante en esos meses.

En síntesis, se trata de un proyecto de cooperación territorial orientado a la recuperación de la biodiversidad de los paisajes silvopastorales del sudoeste europeo mediante la utilización de razas autóctonas de ganado en vías de extinción.

Otros de los asociados de Cantabria son SEO Bird Life, Asociación Nacional de la Raza Tudanca, Asociación Nacional de la Raza Monchina, Agencia de Desarrollo Local de Torrelavega, Grupo de Acción Local de Saja-Nansa y la Mancomunidad de Municipios Sostenibles.

PROGRAMA EUROPEO INTERREG

Este proyecto se enmarca, a su vez, dentro del programa europeo INTERREG de colaboración entre las distintas regiones europeas, en concreto, dentro del Programa Operativo del Objetivo de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE) 2007-2013, del que forman parte España, Francia, Portugal y Reino Unido.

El objetivo principal de este programa es consolidar el SUDOE como un Espacio de cooperación territorial en los ámbitos de la competitividad y la innovación, el medio ambiente, el desarrollo sostenible y la ordenación del territorio, que contribuya a reforzar la cohesión económica y social en el seno de la Unión Europea.

El consejero de Biodiversidad incidió en el carácter "destructivo" de los incendios forestales sobre el patrimonio natural y destacó el valor de este instrumento como elemento "fundamental" para la "conservación del medio natural y el mantenimiento de la población en las zonas rurales mejorando su calidad de vida".

PROYECTO

El proyecto pivota sobre tres pilares: ganado de razas autóctonas, espacios naturales protegidos y gestión silvopastoral. El fin principal que se persigue es utilizar ganado de razas autóctonas para, mediante sistemas de gestión silvopastoral, contribuir a la disminución del riesgo de incendios forestales, favoreciendo la conservación y mejora de la biodiversidad.

La integración de estos pilares se adaptará a las características de cada una de las regiones que participen, de sus espacios naturales y de las posibilidades de sus razas autóctonas.

Su contenido conlleva la selección de parcelas demostrativas que constituyen la base territorial desde la cual chequear la validez de los modelos teóricos diseñados, los indicadores de biodiversidad y de riesgo de incendios asociados a la utilización del ganado, y realizar las correspondientes tareas de sensibilización social sobre la protección del medio natural.

Asimismo, pretende perdurar en el tiempo, propiciando la creación de una red de excelencia de espacios silvopastorales gestionados mediante razas autóctonas, que permita simultáneamente proteger nuestros espacios naturales y establecer alternativas de uso que garanticen la pervivencia de las razas autóctonas.