21 de marzo de 2019
17 de noviembre de 2008

A información pública el impacto ambiental del tramo Cabezón de la Sal-Reocín de la Autovía del Agua

SANTANDER, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El informe de impacto ambiental así como el proyecto del tramo Cabezón de la Sal-Reocín de la Autovía del Agua se ha sometido a información pública, según consta en un anuncio de la de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria publicado hoy.

Tanto el informe de impacto ambiental como el proyecto, estarán expuestos al público en las dependencias de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua de la Consejería, en el número 24 de la calle Lealtad.

De esta manera, cualquier persona, natural o jurídica, podrá formular y presentar, por duplicado, cuantos informes, alegaciones y documentos estime oportunos en el plazo de treinta días hábiles contados a partir de mañana, martes 18.

El tramo Cabezón de la Sal-Reocín tiene una longitud de 8.300 metros y transcurre, en su mayor parte, por los términos municipales de Udías y Cabezón de la Sal. Transportará un caudal de 866 litros por segundo.

El trazado está formado por tubería de fundición dúctil de 800 milímetros de diámetro con junta acerrojada. El tramo comienza conectando con el anterior, el de Valdáliga-Cabezón de la Sal, en las proximidades de la carretera de Cabezón a Comillas. A lo largo de dos kilómetros se desarrolla por zonas de prados hasta llegar a internarse, a partir del punto kilométrico 2, en zonas de bosques alóctonos en los que predomina el eucalipto.

La traza continúa por este tipo de bosques hasta el punto kilométrico 7, donde, tras descender por una ladera rocosa, vuelve a discurrir por zonas de prado hasta conectar con el siguiente tramo, el de Reocín-Santillana del Mar, en el entorno del depósito de La Busta. El proyecto ha intentado utilizar pistas forestales en la medida de lo posible, para minimizar la afección a los bosques.

AUTOVÍA DEL AGUA

La Autovía del Agua es una infraestructura concebida para conectar, hidráulicamente y de manera reversible, los principales puntos de distribución de agua del Norte de Cantabria, paliando, con ello, los problemas de suministro derivados de la climatología o al aumento del consumo de zonas costeras, debido a la población estacional.