26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 17 de julio de 2008

    Medio Ambiente otorga la AAI al Centro de Tratamientos de Residuos de El Mazo

    SANTANDER, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha otorgado a la empresa pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Recursos y Energía) la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para el conjunto de instalaciones que conforman el proyecto 'Centro de Tratamiento de Residuos de El Mazo' y que está compuesto por la Estación de Transferencia de Residuos Sólidos Urbanos, el Centro de Recuperación de Residuos Sólidos Urbanos y el Vertedero de Residuos No Peligrosos.

    El Centro de Tratamiento de Residuos de El Mazo tiene una capacidad total de 760.000 toneladas y se ubica en los términos municipales de Torrelavega y Piélagos, según una resolución del departamento que dirige Francisco Martín recogida por Europa Press.

    La actividad desarrollada por MARE consiste en un centro de transferencia de residuos sólidos urbanos (RSU), un centro de recuperación y reciclaje de RSU y en la gestión de residuos no peligrosos mediante deposición en vertedero.

    En el centro de transferencia de RSU se compactan las basuras y se cargan en cajas de gran volumen, para ser posteriormente dirigidos a su gestión final para su adecuado tratamiento (Complejo Medioambiental de Meruelo). En concreto, la planta de transferencia de RSU de El Mazo trasvasa los RSU generados en el área del Besaya.

    Posteriormente, en el centro de recuperación y reciclaje de RSU se separan los residuos con destino a la valorización de las fracciones recuperables y la disposición definitiva del rechazo.

    El proyecto se completa con la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. El vertedero existente se encuentra sellado mediante una doble capa de impermeabilización del vaso, sobre la que se emplaza el nuevo vaso de vertido.

    La solución diseñada para la impermeabilización del vertedero se ha realizado sobre la totalidad del fondo y laterales del vaso de vertido. Asimismo en el diseño del plan de rellenos se ha tenido en cuenta tanto el sellado del frente a medida que se recrece en altura como las impermeabilizaciones provisionales.

    La explotación del vertedero se realiza en varias capas de 3-5 metros de altura, determinadas por la superficie y taludes existentes en el vaso, hasta alcanzar la cota de +92metros.La compactación de los residuos se consigue por el peso de los vehículos y por la operatividad de la maquinaria.

    La capacidad del vaso de vertidos es de 760.000 toneladas, y su vida útil se estima hasta finales del año 2010.