22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 14 de agosto de 2008

    Medio Ambiente subvencionará a los Ayuntamientos de Cantabria la construcción de carriles bici

    La Consejería podrá hacerse cargo del total de la inversión hasta un límite de 250.000 euros

    SANTANDER, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Ambiente ha convocado subvenciones dirigidas a los Ayuntamientos de Cantabria para financiar la creación de carriles bici y de esta manera incentivar desplazamientos más sostenibles que ayuden a evitar el efecto invernadero. La subvención podrá alcanzar el total de la inversión de cada proyecto, hasta un límite de 250.000 euros.

    Medio Ambiente pretende con esta iniciativa favorecer actuaciones "que sean respetuosas con el entorno heredado y que lo potencien y mejoren dentro de unos valores de desarrollo sostenible", así como promover la movilidad sostenible mediante actuaciones encaminadas a la construcción de carriles bici o ciclovías para que los ciudadanos puedan desplazarse no sólo en los recorridos urbanos, sino también en los interurbanos.

    Según destacó la Consejería en un comunicado, se trata además de una iniciativa "sana, ecológica y económica", que tiene "efectos favorables no sólo para quien la usa sino para la sociedad en general".

    Las subvenciones se aplicarán a las actuaciones municipales que se desarrollen en 2008 y hasta el 15 de diciembre de 2009. Son compatibles con otras subvenciones y permitirán costear la redacción del proyecto (hasta un máximo de 11.900 euros). En cambio, no se subvencionará la adquisición de terrenos, la edición de folletos, guías o trípticos, así como la financiación de gastos corrientes, de funcionamiento o de contratación de personal ajeno a la ejecución de la obra.

    Los Ayuntamientos tendrán un plazo de un mes para presentar sus solicitudes. Sólo se podrá solicitar subvención para un único proyecto por municipio que contendrá un único tramo de carril bici.

    Para la elección de los proyectos subvencionables, la Consejería de Medio Ambiente tendrá en cuenta que conecten con otros carriles bici ya existentes o que enlacen con un núcleo de población o alguna infraestructura de trasporte público.

    Además, se tomarán también en consideración las medidas previstas para evitar impactos ambientales negativos; que el carril bici discurra por trazados de caminos, redes o viales y sirva para su puesta en valor; que disminuya el uso del trasporte tradicional privado; y la repercusión, interés social y número de usuarios potenciales del proyecto. También se valorará si la actuación está inscrita en planes de movilidad sostenible de la Agenda 21 Local.