20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 18 de julio de 2009

    Medio millar de familias se han adherido al proyecto 'Un árbol bajo el brazo'

    SANTANDER, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El proyecto de la consejería de Medio Ambiente para la promoción de la sostenibilidad 'Un árbol bajo el brazo' cuenta ya con la adhesión de 500 familias cántabras, en las que ha tenido lugar un nacimiento o adopción durante 2009.

    A través de 'Un árbol bajo el brazo', los niños y niñas nacidos o adoptados en Cantabria este año se convierten en los padrinos y madrinas del nuevo bosque Cantabria Futura y recibirán una canastilla de productos sostenibles, de forma gratuita.

    Todas aquellas personas interesadas en sumarse a la iniciativa u obtener información adicional sobre la misma pueden hacerlo a través del teléfono 902 82 01 82 y la web www.unarbolbajoelbrazo.com.

    Desde finales del mes de junio, la Consejería de Medio Ambiente viene desarrollando una campaña a escala regional que, gracias a la colaboración de la Consejería de Sanidad y diversos ayuntamientos, pone a disposición de la ciudadanía puntos informativos en la red de hospitales y centros de salud, además de en los consistorios locales.

    De forma complementaria, las farmacias de la región se sumarán a 'Un árbol bajo el brazo' durante la semana próxima, poniendo a disposición de sus clientes dípticos divulgativos en los que se detallan las principales características del proyecto, así como las diferentes vías de participación. Esta actuación se pone en práctica en virtud del marco de colaboración abierto entre la Consejería de Medio Ambiente y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria.

    UN ÁRBOL BAJO EL BRAZO

    Los niños y niñas nacidos o adoptados en Cantabria en 2009 comienzan su nueva vida como padrinos y madrinas del Bosque Cantabria Futura, situado en los terrenos cedidos por Solvay a la Consejería de Medio Ambiente en Viveda (Santillana del Mar).

    La iniciativa conjunta de Vicepresidencia y Medio Ambiente tendrá como resultado final la plantación de unos 5.500 árboles, tantos como nacimientos y adopciones, en la que se emplearán diversas especies emblemáticas de la flora regional sobre una superficie de 10 hectáreas.

    El proyecto, que apuesta por suscitar actitudes ecológicas y de respeto al medio desde el momento del nacimiento, se complementa con la entrega gratuita a cada familia participante de una serie de productos para la madre y el bebé, que fomentan un modelo de consumo bajo criterios de sostenibilidad.

    La canastilla está compuesta por una bolsa contenedora biodegradable, tres pañales ecológicos, una capa de baño y un babero de algodón 100 por cien sostenible, así como café vinculado al desarrollo equitativo de comunidades locales en Nicaragua, entre otros elementos. Éstos y otros productos incluidos tienen como característica común su producción por empresas de Cantabria, como Industrial Farmacéutica y Café Dromedario.

    NUEVO BOSQUE

    La vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, y el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, presentaron el pasado 26 de junio el nuevo bosque Cantabria Futura. Durante el acto se procedió al anillamiento de los primeros árboles y la primera entrega de canastillas sostenibles a dos familias cántabras, en representación del conjunto de niños y niñas que apadrinarán un ejemplar de arbolado autóctono.

    Concretamente, Adriana Gómez Sañudo, nacida en Cantabria el pasado 20 de abril ha amadrinado un abedul y Jimena Díaz Fernández, de tres años y adoptada en 2009, ha hecho lo propio con un aliso. Sus familias han recibido los certificados de participación, así como la correspondiente canastilla sostenible.

    La presentación del bosque contó con la presencia de las empresas cántabras que colaboran con el Ejecutivo en el desarrollo de 'Un árbol bajo el brazo', entre ellas Solvay, representada por el director de su planta torrelaveguense, José Luís Zárate; Industrial Farmacéutica, representada por su director, Ernesto Quintana, y el Grupo Dromedario, a través de su responsable de marketing, Alberto Vidal.

    Cada árbol plantado cuenta con una etiqueta individualizada, en la que figura el nombre y fecha de nacimiento del niño que lo apadrina, la identificación de la especie y la localización exacta del ejemplar, mediante sus coordenadas U.T.M.

    De esta forma, cada familia puede visitar la ubicación exacta y seguir la evolución de su árbol, que - de esta forma - queda vinculado a su hijo o hija desde el mismo momento de nacer. Para facilitar este seguimiento, el bosque Cantabria Futura está organizado por meses, asignándose el arbolado a cada participante en función de su fecha de nacimiento o adopción.

    ESPACIO PÚBLICO

    El nuevo bosque Cantabria Futura forma parte del proyecto de la consejería de Medio Ambiente para la recuperación medioambiental del Arco Verde del Besaya. Esta iniciativa, que incluye diversas actuaciones de restauración de espacios y adecuación al uso público de la cuenca baja del Saja-Besaya, fue presentada por Francisco Martín a los alcaldes de la zona el pasado 23 de enero.

    Esta vocación de espacio público se refleja en el libre acceso y visitabilidad de la finca cedida por Solvay, cuyas áreas no plantadas se habilitarán como zonas de ocio, con un fin específico que se decidirá a partir de un proceso de participación en curso, en el que toman parte los entes locales y colectivos ciudadanos de la zona.