7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

El pabellón de Cantabria en la Expo de Zaragoza recibe al visitante medio millón

SANTANDER, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El pabellón de Cantabria en la Expo de Zaragoza recibió el pasado sábado, a las 12.30 horas, al visitante número 500.000, lo que pone de manifiesto su condición de ser uno de los pabellones que suscita "más interés" entre los asistentes, según ha señalado hoy el Gobierno regional.

El visitante medio millón fue un miembro de la familia Guerrero, natural de Llodio (Álava), que fue recibida por el director del pabellón, Alfonso Peña.

Como reconocimiento, se le entregó un diploma conmemorativo y varios obsequios, como lotes completos de todos los regalos que se sortean entre los visitantes, consistentes en un bolígrafo ecológico (realizado en plástico de maíz), un perlizador, una bolsa ecológica de algodón, una mochila, una camiseta, una gorra, un abanico, caramelos, un botellín de agua, anchoas, sobaos y dos entradas para algunos de los lugares más emblemáticos de la región como el Parque de Cabárceno, el Teleférico de Fuente Dé, el Museo Marítimo, el Zoo de Santillana, o la Cámara Oscura de Peña Cabarga.

Los agraciados también se llevaron un DVD con la obra de Pereda 'Sotileza'; un ejemplar del libro 'Cantabria, Fuentes del Ebro', editado con motivo de la celebración de la Expo; así como una escultura en metacrilato rellena de agua y con un dibujo de un bisonte en su interior, diseñada por el artista cántabro Pedro Sobrado para el pabellón de Cantabria en la Expo de Zaragoza.

La familia Guerrero felicitó al personal destinado en Zaragoza por la belleza y calidad del pabellón, destacando el reloj de agua y el proyecto 'Santoña Wave Energy Project', de producción de energía eléctrica a través del aprovechamiento de la fuerza de las olas del mar mediante un sistema de boyas.

A día de hoy, el balance del pabellón de Cantabria es muy positivo, pudiendo calificarse como de un "rotundo éxito", según ha señalado el director del pabellón, para quien este éxito "no sólo se debe al número de visitantes que entran, sino sobre todo por el nivel de satisfacción que transmiten tras la visita".

El pabellón muestra la diversidad y variedad de los paisajes del agua en Cantabria a través de un recorrido "participativo, ameno, lúdico, interactivo y sorprendente", donde el visitante es protagonista de su propia experiencia en la visita. "Se ha conseguido aunar belleza estética, calidad en los contenidos, sentido lúdico en la expografia y capacidad de despertar emociones en el visitante", destacó el Ejecutivo.