25 de abril de 2019
10 de septiembre de 2008

El Proyecto Ríos organiza el sábado una salida formativa al Camesa

SANTANDER, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Proyecto Ríos, de cara a la campaña de inspección de otoño, ha iniciado las salidas formativas para los nuevos 130 voluntarios que, organizados en 48 nuevos grupos, se han incorporado a esta iniciativa que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria realiza a través del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA). El próximo sábado, día 13, se realizará una salida al río Camesa, en Mataporquera.

La actividad comenzará a las diez de la mañana y se prolongará durante cuatro horas. Consiste en una inspección tipo en el río, con la metodología del proyecto y los materiales de campo, así como el asesoramiento de técnicos del CIMA.

Cada voluntario, para realizar la actividad, tiene a su disposición la 'Carpeta de inspección de los ríos', que contiene el manual, las claves de identificación de la biodiversidad, los materiales, para las determinaciones físico-químicas, el mapa cartográfico y la foto aérea de la zona, así como las fichas de recogida de datos y otros materiales como la lupa, la red para la captura de invertebrados o los guantes de látex.

Asimismo, puede acceder a la web www.proyectorioscantabria.com, en la que recibe formación (salidas de campo y ciclos de aula) y tiene la asistencia técnica del CIMA.

Las salidas continuarán los días 20, en el río Miera, concretamente en el tramo del Parque de la Regata (Ceceñas), y el día 27, en el Besaya, en el tramo del Parque de La Viesca.

PROYECTO.

La Consejería de Medio Ambiente, a través del CIMA, impulsa el Proyecto Ríos en Cantabria, consistente en un proceso participativo y voluntario para el diagnóstico y la conservación de los ecosistemas fluviales.

En el año 2007, el CIMA y la Asociación Hábitats firmaron un convenio de colaboración para el desarrollo del Proyecto en Cantabria.

El Proyecto Ríos contempla los objetivos de acercar la población al entorno natural; utilizar un método científico como herramienta para el conocimiento del estado de salud de los ríos cántabros; elaborar un informe sobre los ríos de Cantabria y darlo a conocer a la sociedad; establecer una red ciudadana interesada en el estudio, protección y conservación de sus ríos; trabajar para mejorar la calidad de los ecosistemas fluviales; adoptar responsabilidades respecto a los ríos, en particular, y al medioambiente, en general, y estimular y potenciar el voluntariado ambiental.

FASES.

Básicamente, este proyecto consta de tres fases de trabajo diferenciadas. Una primera de compromiso, entre el grupo de voluntarios y el CIMA; una segunda de diagnóstico, en la cual los voluntarios inspeccionan el río con metodología científica, partiendo de los materiales aportados por el proyecto, y una formación pertinente.

La tercera es la denominada de adopción de ríos, en la cual, según el diagnóstico efectuado y la participación, se diseña un determinado plan de acción que minimice los problemas detectados y mejore de manera general el ecosistema fluvial.