18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 22 de septiembre de 2008

    UGT insta a agilizar la negociación del plan de movilidad regional previsto en la Concertación Social

    El sector del transporte es el más consumidor de energía

    SANTANDER, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, instó hoy al Gobierno regional a agilizar la negociación del plan de movilidad regional programado en la mesa de Transportes del Acuerdo de Concertación Social porque, según indicó, "por ahora sólo hay un mero compromiso de negociarlo y el proceso va demasiado lento".

    Cedrún presentó hoy la jornada organizada por UGT 'Por una movilidad sostenible en Cantabria', cuyos asistentes guardaron un minuto de silencio en recuerdo del militar asesinado por ETA esta madrugada en Santoña.

    En este sentido, la sindicalista precisó, tras aclarar la ausencia en el acto inaugural del consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, por la suspensión de actos públicos propiciada por el atentado, que en un principio se pensó en suspender esta jornada pero ello sería "caer en la trampa de estos bestias de ETA, que intentan paralizar este país con sus salvajadas y salirse con la suya".

    En relación al plan de movilidad regional, la responsable regional de UGT agregó que "cualquier medida" que se negocie y pacte en el Acuerdo de Concertación Social "deberá incluir a todos los ayuntamientos de Cantabria y las aportaciones útiles de agentes sociales y de ciudadanos porque, de lo contrario, el plan de movilidad nacería muerto de por sí".

    En opinión de Cedrún, "Cantabria necesita y con urgencia un plan de movilidad integral, que tenga en cuenta a todos los territorios, que vertebre esta región para que no existan tantos desequilibrios entre las comarcas interiores y las del litoral".

    "Cantabria cuenta hasta con buenas infraestructuras de transporte en la costa pero cuando nos adentramos unos kilómetros hacia el interior de la región se observan muchas carencias y la necesidad de recurrir al vehículo particular", aseguró al respecto.

    POLÍGONOS INDUSTRIALES.

    La sindicalista recordó la propuesta de UGT en el vigente Acuerdo de Concertación Social de Cantabria de aplicar medidas concretas para mejorar la movilidad sostenible en los polígonos industriales, que aún no se han abordado en la Mesa de Transportes y de las que sólo existe el compromiso "de que se hará pronto".

    Cedrún puntualizó en este sentido que "la mayor parte" de los trabajadores de los polígonos industriales de Cantabria acuden a sus centros de trabajo en su propio vehículo porque aquéllos fueron diseñados como espacios estáticos, tal y como sucede en las ciudades, y carecen de las adecuadas líneas de transporte público.

    "Esto esté generando problemas serios de aparcamiento en los polígonos industriales, con enfrentamientos entre los trabajadores incluidos, y efectos muy nocivos en el consumo energético y en el desarrollo sostenible", afirmó la secretaria general de UGT en Cantabria, que apostó por llevar los planes de movilidad a "las empresas con plantillas de al menos 250 trabajadores" e incluso "a las más pequeñas".

    APUESTA POR EL FERROCARRIL.

    La jornada organizada por UGT dio a conocer en Cantabria el resultado de un estudio elaborado para el sindicato por profesores y expertos de varias universidades españoles, coordinado por Emilio Menéndez, catedrático de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid.

    Menéndez subrayó que el estudio confirma la necesidad de limitar las emisiones contaminantes y el excesivo consumo energético del transporte, que acapara en España una cuarta parte de todas las emisiones de gases con efecto invernadero y casi la mitad de las de óxidos de nitrógeno.

    El catedrático de Ecología destacó la necesidad de promover nuevos modos de desplazamiento diario al trabajo porque una tercera parte de la población trabajadora española lo hace por carretera y en su propio vehículo y por cada kilómetro recorrido se emiten 150 gramos de gases con efecto invernadero.

    Por el contrario, el coordinador del estudio encargado por UGT, 'Transporte, calidad del aire, siniestralidad y cambio climático', apostó por un mayor uso del ferrocarril porque "es mucho menos contaminante y consume mucha menos energía".

    Según los resultados de la investigación, del consumo final de energía en España cada año, estimado en 100 millones de toneladas equivalentes de petróleo (ETP), un 38 por ciento corresponde al transporte, aunque el ferrocarril apenas consume un 3 por ciento.

    De hecho, el sector del transporte es el más consumidor de energía por encima de la industria (29 por ciento de consumo), el consumo residencial de los hogares (14 por ciento), los servicios (8 por ciento), los usos no energéticos (8 por ciento) y la agricultura (3 por ciento).

    De todos modos, Menéndez matizó que el elevado nivel de consumo energético del transporte se nutre fundamentalmente del realizado por carretera, que absorbe el 80 por ciento del de todo el sector, y del aéreo, que alcanza ya el 13 por ciento.

    El catedrático añadió que la mayor parte de la contaminación y más del 40 por ciento del consumo energético del transporte corresponde a los camiones (un 17 por ciento las furgonetas), por lo que "sería deseable una mayor apuesta del transporte de mercancías ferroviario".