21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 21 de enero de 2014

    El Gobierno de Cantabria licita en 10,7 millones la nieve artificial de Alto Campoo

    El Gobierno de Cantabria licita en 10,7 millones la nieve artificial de Alto Campoo
    CANTUR

    SANTANDER, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Cantabria sacará a licitación en un total de 10,7 millones (10.753.221 euros, IVA incluido) el sistema de innivación artificial de Alto Campoo, que afectará a 7,3 kilómetros de pistas -verdes, azules y rojas- de las 23 que tiene la estación, el 30%.

    Este proyecto, que si las condiciones meteorológicas son óptimas podría entrar en funcionamiento en la próxima temporada 2014-2015, permitirá incrementar en un 40 por ciento los días de apertura de las instalaciones, hasta 120 al año -frente a los 75 de media de una temporada normal- y, también en un 40 por ciento el número de esquiadores, de modo que se llegarían a alcanzar los 77.000, unos 28.000 más que en la actualidad, cuando hay unos 55.000 de media.

    La iniciativa para dotar a Alto Campoo de nieve artificial ha sido presentada este martes en rueda de prensa por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, quien, acompañado por el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha destacado que con este proyecto se prevén aumentar los ingresos de la estación de esquí en torno a un 75 u 80 por ciento respecto a temporadas anteriores.

    En consecuencia, con el incremento de la actividad y la facturación, se contempla también la contratación de 25 personas con carácter directo, puestos a los que habrá que añadir los que se generen durante la ejecución de las obras y el mantenimiento del sistema de innivación, del que se hará cargo la empresa adjudicataria durante los dos años siguientes a la instalación.

    El sistema para dotar de nieve artificial a las pistas El Chivo II, Pidruecos I y II, Río Híjar I y II y Tres Mares I y II captará agua del río Híjar, y lo almacenará en dos embalses, desde donde se conducirá a una pequeña presa y bombeará, mezclándolo con aire a presión, para formar así la nieve artificial que saldrá a través de una serie de cañones distribuidos por las pistas.