23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • Domingo, 21 de Abril
  • 6 de abril de 2014

    Educación y Ruente estudian reformas en el Palacio de Mier

    El alcalde informa al consejero de la posible creación de espacios sociales y culturales en este edificio

       SANTANDER, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

       La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria estudia con el Ayuntamiento de Ruente posibles reformas en el Palacio de Mier.

       Así lo ha anunciado el consejero, Miguel Ángel Serna, en la visita que ha girado a este municipio, y en la que ha estado acompañado por el director general de Cultura, Joaquín Solanas, y por miembros de la Corporación municipal.

       El alcalde, Jaime Molleda, ha mostrado a Serna este señero edificio, declarado Bien de Internes Cultural, que en la actualidad alberga algunas actividades destinadas a los vecinos de la zona.

       El regidor ha solicitado la colaboración del Gobierno regional para llevar a cabo las reformas necesarias, para abrir un lugar con usos culturales y sociales.

       En este sentido, el consejero ha subrayado la importancia de contar con este tipo de dotaciones en los ayuntamientos, en especial para poder ofrecer actividades para los más jóvenes.

       El alcalde le comentó que la biblioteca pública, que se encuentra en la antigua capilla de la finca del Palacio, en la actualidad está "saturada", ya que es "muy utilizada", por lo que se requiere un espacio "más amplio" para su futura instalación.

    PALACIO

       Tanto el consejero como el alcalde acordaron iniciar los estudios técnicos a fin de iniciar la posible redacción del proyecto de mejora de este edificio singular, que fue construido a finales del XIX. Cuenta con lineamientos arquitectónicos que combinan el arte popular y los trazos neoclásicos.

       Forma parte de un complejo de cuatro edificios que incluía la casa solariega, una campilla y otros dos más. Se trata de un conjunto de edificios sobrio", sin los elementos y molduras recargados del barroco.

       Los tres balcones de la primera planta poseen barandillas de hierro emplazadas sobre peana de piedra, así como el escudo de armas de las familias Mier, Terán y González de Linares.