6 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

CANTABRIA.-Medio Cudeyo.- Hermosa cuenta con dos nuevos centros de transformación y el soterramiento de las líneas eléctricas

MEDIO CUDEYO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El núcleo urbano de la localidad de Hermosa, en Medio Cudeyo, cuenta con dos nuevos centros de transformación y el soterreamiento de todas sus líneas eléctricas, tanto de media como de baja tensión, una actuación que ha inaugurado este miércoles la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez.

Las obras han sido ejecutadas por E.ON en base al convenio de colaboración que mantiene con el Gobierno de Cantabria para la electrificación rural, según ha informado el Ejecutivo en un comunicado.

El importe total de las obras ha supuesto una inversión de 259.098 euros, de los cuales 107.065 provienen de financiación pública a través del Gobierno de Cantabria, Administración General del Estado y Unión Europea, habiendo sido aportada por E.ON la cantidad restante.

Al acto inaugural han asistido también el director general de Infraestructuras de E.ON, Manuel Sánchez; la alcaldesa de Medio Cudeyo, María Antonia Cortabitarte; y el presidente de la Junta Vecinal de Hermosa.

La actuación consta de dos partes muy diferenciadas entre sí, correspondiendo una de ellas a los circuitos de media tensión y, la otra al de baja tensión dentro del núcleo urbano.

En la primera de ellas, de media tensión, se han suprimido tres centros de transformación de intemperie montados sobre torres metálicas que estaban situados en diferentes lugares del núcleo, que han sido sustituidos por dos nuevos centros de transformación en caseta prefabricada de hormigón que, en su interior, alojan sendos transformadores con mayor capacidad de potencia que los anteriormente existentes.

Para alimentar a estos centros de transformación se han construido 452 metros de zanja bajo la calzada por la que se han canalizado los cables de media tensión, lo cual ha permitido desmontar 980 metros de línea aérea dentro de la localidad, además de las torres metálicas que sostenían el cableado.

La otra parte de las obras, la correspondiente a la red de baja tensión en el interior de la localidad de Hermosa, ha precisado la construcción de una zanja de 1.010 metros para canalizan los cables de baja tensión, más otros 2.525 metros para las acometidas eléctricas a las diferentes edificaciones de Hermosa.

A los 85 consumidores beneficiarios de estas obras se les han retirado la instalación eléctrica existente en las fachadas de sus viviendas, habiéndose colocado hornacinas de piedra, más seguras y protegidas frente a posibles descargas eléctricas.

Para la consejera de Ganadería, no sólo se ha cumplido "uno de los compromisos que nos marcamos en el arranque de la legislatura, como era concluir la electrificación rural" sino que también produce una gran satisfacción "comprobar cómo poco a poco se van sentando las bases para acelerar más, si cabe, la progresión que ha experimentado el desarrollo rural".