18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 30 de marzo de 2014

    Santander atiende a 126 víctimas de violencia de género en 2013

    Santander atiende a 126 víctimas de violencia de género en 2013
    CEDIDA

    SANTANDER, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Punto de Atención Integral a la Violencia (PAIV) del Ayuntamiento de Santander prestó sus servicios el año pasado a 207 personas, de las que el 61 por ciento -126-, fueron mujeres víctimas de la violencia de género.

    El PAIV es un servicio de atención psicosocial especializada para víctimas de maltrato, que se inscribe dentro del Programa Municipal de Actuación contra la Violencia, cuyo objetivo es ofrecer servicios profesionalizados, tanto en materia de prevención de la violencia de género como de atención a las víctimas de maltrato, informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

    El equipo especializado en violencia de género, integrado por una psicóloga clínica, una trabajadora social, un asesora jurídica y una orientadora laboral, presta sus servicios a personas que sufren violencia de género, a agresores que quieren recibir ayuda y/o tratamiento, a quienes son conocedores de situaciones de violencia en su entorno, así como a profesionales de necesiten apoyo y formación.

    El servicio fue galardonado el pasado año con el Premio a las buenas prácticas locales contra la violencia doméstica, organizado por la FEMP.

    En cuanto al perfil de las mujeres atendidas en 2013 en el PAIV, el 70 por ciento eran de nacionalidad española y el 30 por ciento extranjera; el 44 por ciento tenían de 30 a 39 años, el 22 por ciento de 40 a 49 y el 19 por ciento de 20 a 29. En el 98 por ciento de los casos, la persona que ejerció la violencia sobre la víctima fue su pareja o expareja y sólo en el 2 por ciento de los casos otros miembros de la familia.

    En todos los casos atendidos se proporcionó información y apoyo para la toma de decisiones; en el 17 por ciento hubo una intervención conjunta con otros técnicos del Centro de Igualdad, mientras que un 9 por ciento fue derivado a otros servicios.

    También se utilizaron otros recursos específicos para casos de violencia como la tramitación de teleasistencia para mujeres víctimas de la violencia, la solicitud de la renta activa de inserción o la tramitación de casa de acogida.