20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 20 de mayo de 2014

    Voluntarios ambientales recogen casi una tonelada de residuos en la playa de El Túnel de Laredo

    También se llevó a cabo la reforestación del encinar de Peñas Negras de Bezana

    Voluntarios ambientales recogen casi una tonelada de residuos en la playa de El Túnel de Laredo
    GOBIERNO

    SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 66 voluntarios ambientales coordinados por la Asociación Cultural Bosques de Cantabria dentro del plan PROVOCA del Gobierno regional han recogido casi una tonelada de residuos de la playa rocosa de El Túnel de Laredo.

    Según han informado este martes el Gobierno y el colectivo, la actividad, que se desarrolló el sábado, ha consistido en la recogida y eliminación de los residuos arrastrados por la marea hasta la ensenada de El Túnel, donde se encuentra una pintoresca playa rocosa que se ubica en la parte alta de una plataforma de abrasión con extraordinaria biodiversidad.

    La actuación, dividida en dos partes, se desarrolló a lo largo de toda la mañana. Así, se realizó la recogida y eliminación de los múltiples residuos, fundamentalmente plásticos y despojos de artes de pesca arrastrados por las olas y mareas, entremezclados con materia orgánica como algas de arribazón, lo que dificultó la labor de los voluntarios.

    La segunda parte de la mañana tuvo un contenido más lúdico y formativo, dedicada a la observación e interpretación del ecosistema litoral que se desarrolla sobre la rasa intermareal de El Túnel.

    Para el desarrollo de esta actividad se contó con la colaboración del Ayuntamiento de Laredo.

    La próxima actividad tendrá lugar el próximo día 1 de junio, cuando se realizará una plantación de árboles autóctonos en el monte San Antón de Castro Urdiales.

    REFORESTACIÓN

    Por otra parte, también dentro del plan PROVOCA, cerca de 40 voluntarios participaron el pasado sábado en la reforestación del encinar de Peñas Negras, situado en el municipio de Santa Cruz de Bezana. En la actividad, desarrollada en colaboración con la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), los participantes desarrollaron tareas de mantenimiento del entorno y repoblación con especies autóctonas.

    Entre madroños, laureles y encinares se plantaron ejemplares, a lo que hay que sumar el acondicionamiento de otra veintena de especies ya existentes en la zona. Este trabajo estuvo precedido de una ruta guiada por el encinar de Peñas Negras con la que los voluntarios pudieron los valores ambientales de este ecosistema y las acciones de mejora llevadas a cabo durante los años anteriores.

    La del sábado fue la quinta jornada organizada por la Fundación Naturaleza y Hombre en el marco del plan de voluntariado y educación ambiental del Gobierno de Cantabria.

    La próxima cita de esta asociación con el PROVOCA será el 7 de junio en las Marismas de Alday con una mecánica similar: tras la visita a la reserva para la identificación de aves acuáticas y fauna se llevará a cabo labores de eliminación de plantas invasoras y su sustitución por especies autóctonas.