15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • 26 de junio de 2018

    Polo defiende la apuesta del Gobierno para convertir a España en “una nación emprendedora” en lo digital

    Asegura que nuestro país "debe aspirar a ser un paraíso del talento y un foco de atracción de inversores" impulsando el talento de las mujeres

    Polo defiende la apuesta del Gobierno para convertir a España en “una nación emprendedora” en lo digital
    EUROPA PRESS

    SANTANDER, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital (SESIAD), Francisco Polo, ha defendido este martes en Santander la "apuesta clara" del Gobierno para convertir a España en una "nación emprendedora" en el ámbito digital donde "la mano invisible del mercado se deje guiar por la mano visible de un Gobierno responsable y valiente" porque, a su juicio, España tiene una "oportunidad" de sumares a los países líderes de la economía digital que "no se puede dejar escapar".

    Así, ha asegurado que nuestro país "debe aspirar a ser un paraíso del talento y un foco de atracción de inversores que sepan valorarlo" y para ello ha abogado por impulsar "principalmente" el talento de las mujeres, ya que ha lamentado que este talento ha sido "tantas veces mi usvalorado" dentro y fuera de España.

    Así lo ha dicho durante su intervención este martes en la inauguración oficial del 'Encuentro internacional sobre transformación digital (SESIAD. OCDE. RED.es)', aunque este encuentro se inició este lunes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que también han intervenido el director general de RED.es, José Manuel Leceta, y el rector de la UIMP, Emilio Lora-Tamayo.

    Polo considera que situar la estrategia de la Agenda Digital en el Ministerio de Economía y Empresa es "una gran oportunidad para lograr que el sector digital transcienda sus propias fronteras, con vocación de servicio al conjunto de la sociedad", al tiempo que ha sostenido que "la economía digital no es el futuro, la economía digital es ya nuestro presente".

    "Nuestra voluntad es que España no sea solamente un mercado sofisticado, que ya lo es en buena medida, sino también un motor de innovación de clase mundial. Para ello, debemos fortalecer nuestros derechos y obligaciones en el marco tecnológico, asegurar la inclusión y la diversidad en estos nuevos medios y combatir todas las brechas digitales que están apareciendo, con especial hincapié en la brecha de género", ha reivindicado.

    Al mismo tiempo, ha indicado que este propósito y las iniciativas que el Ejecutivo llevará a cabo servirán "no solo para adquirir un liderazgo ante al nuevo escenario, sino también para proteger los derechos de los trabajadores y fomentar un empleo de calidad sostenible frente a los cambios socioeconómicos que acompañan a la transformación digital". A su entender, el motivo es que "una economía digital ha de ser también sostenible".

    Del mismo modo, ha defendido la necesidad de "incrementar la confianza digital afianzando un ecosistema que sea seguro, desarrollando un modelo que garantice derechos individuales e igualdad de oportunidades a los colectivos más desfavorecidos, corrigiendo nuestras vulnerabilidades y afianzando un sistema digital fundamentado en la confianza".

    Polo ha explicado que en los avances hacia la Sociedad de la Información "se han hecho cosas bien", pero ha puntualizado que "queda un amplio margen de mejora, particularmente" en lo referido a las habilidades digitales básicas y avanzadas y el capital humano, y en el ámbito de los especialistas y desarrolladores de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En este ámbito, según ha resaltado Polo, España está "por debajo de la media europea".

    "EXISTE UN ENORME DESARROLLO" PERO "HEMOS DE REDOBLAR ESFUERZOS"

    Esto se debe a que aunque el Índice Europeo de Digitalización publicado por la Comisión Europea confirma, a su juicio, que "existe un enorme desarrollo" en infraestructuras y nivel de digitalización de los servicios públicos, en su opinión "hemos de redoblar esfuerzos". En este sentido, ha recordado que España ocupa el décimo puesto de 28 países en este Índice, por delante de Alemania, Francia e Italia, pero ha defendido un "cambio fundamental trabajando mucho más estrechamente" con empresas, emprendedores y ciudadanos.

    De esta forma, ha afirmado que hay una condiciones de partida "buenas" y que España "reúne las condiciones para situarse a la vanguardia internacional de la economía digital" porque la subida de dos puestos en este índice se explica, tal y como ha añadido, por el "avance" de España en las cinco dimensiones del estudio, que son la conectividad, el capital humano, el uso de Internet, la integración de la tecnología digital y servicios públicos digitales, y "en concreto" en la integración de la tecnología digital en las empresas.

    El exdirector en España de la plataforma Change.org también ha apuntado que la revolución digital que se afronta en la actualidad "tiene un efecto más intenso y más transversal" que las revoluciones tecnológicas vividas desde el siglo XIX, con "nuevo desafíos que difícilmente pueden anticiparse en el medio plazo y que dejan obsoletos iniciativas y diagnósticos completos".

    Finalmente, ha señalado que en la actual transformación digital "todo el mundo cuenta, nadie tiene el monopolio del talento y, con frecuencia, las mejores ideas vienen de la periferia".