27 de febrero de 2021
9 de septiembre de 2014

Experto en tecnología 3D asegura que la recreación virtual "en ningún caso sustituirá" a los guías de los museos

Experto en tecnología 3D asegura que la recreación virtual "en ningún caso sustituirá" a los guías de los museos
PABLO HOJAS

Advierte de que si España "sigue como hasta ahora, no va a ser donde estas herramientas tengan mayor futuro"

SANTANDER, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El profesor de Historia y Técnico Superior de 3D Studio Max, Pedro Peña, ha asegurado que las técnicas de recreación virtual o virtualización "en ningún caso sustituirán" a los guías de las personas porque no serán capaz de reemplazar la "calidad de sus explicaciones y su trato humano".

Así, ha considerado que no cree que "se esté hablando del fin de ciertas metodologías de difusión como los museos tradicionales, sino de la complementariedad con los nuevos medios de difusión", tal y como ha aclarado durante el taller 'Virtualización de Patrimonio', que está dirigiendo esta semana durante los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

De esta forma, Peña ha explicado que la virtualización se basa en herramientas de registro documental, de medición y reconstrucción, y recreación virtual "con las que se desarrollan proyectos con objetivos de investigación o divulgación de nuestro patrimonio histórico artístico".

En este sentido, ha destacado que "la virtualización ya no es el futuro, es el presente", poniendo como ejemplo el centro de patrimonio cultural de Sevilla, donde "cuentas con gafas de realidad aumentada con las que puedes pasear por la ciudad recreando cómo era hace varios siglos mientras un guía virtual en 3D te narra la historia".

De este modo, ha asegurado que esta técnica "está siendo una revolución en muchos campos, especialmente el de la medicina, donde entre otras cosas ya se están haciendo implantes mediante impresoras 3D".

No obstante, ha advertido de que "si seguimos como hasta ahora, España no va a ser donde estas herramientas tengan mayor futuro, ya que el mundo académico de las Humanidades en este país es muy reticente a ellas, especialmente en el sector público".

Igualmente, ha opinado que las herramientas virtuales tienen una ventaja "vital", y es que son "reversibles". "Así, mientras la restauración material de una estructura arquitectónica es la apuesta definitiva por una hipótesis --que con un estudio posterior "puede demostrarse errónea", según ha advertido--, con la reconstrucción virtual se puede cambiar tantas veces como haga falta y a un coste mucho menor", ha comentado.

Finalmente, ha mencionado las posibilidades de la fotogrametría, una técnica con la que se "puede documentar el estado físico tridimensional de cualquier edificio y posteriormente comprobar el deterioro que ha sufrido con el tiempo y retornarlo a su estado inicial".