23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 20 de mayo de 2014

    El ciclo aluCINE del MAS dedica esta tarde su sesión a Ingmar Berman y su película 'La hora del lobo'

    El ciclo aluCINE del MAS dedica esta tarde su sesión a Ingmar Berman y su película 'La hora del lobo'
    MAS

    SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

    El ciclo aluCINE del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria (MAS) dedica la sesión de este martes, 20 de mayo, a partir de las 19.00 horas, al director sueco Ingmar Berman y su película 'La hora del lobo'.

    Este ciclo, dirigido por Linker y centrado en el séptimo arte, abordará la figura Ingmar Berman (Upsala, Suecia, 14 de julio de 1918- Farö, Suecia, 30 de julio de 2007), guionista y director de teatro y cine considerado por muchos el más importante de la cinematografía mundial.

    Para la ocasión, Linker ha elegido 'La hora del lobo', la película que culmina la intención expresionista de Ingmar Bergman, intención que figura en muchos de los dramas filmados por el autor sueco y que en esta película se materializa en un apartado estético impresionante dotado de una atmósfera casi de horror, en la que se desarrolla el conflicto central de la cinta: las destructoras relaciones que se establecen entre el artista y su insaciable público.

    'La hora del lobo' es, en palabras del propio Berman, "el momento entre la noche y la aurora cuando la mayoría de la gente muere, cuando el sueño es más profundo, cuando las pesadillas son más reales, cuando los insomnes se ven acosados por sus mayores temores, cuando los fantasmas y los demonios son más poderosos".

    Este drama sueco relata una historia cuyos protagonistas -un pintor excéntrico y su compañera- viven una existencia solitaria en una pequeña isla escandinava hasta que su aparentemente plácido existir se ve roto por la intromisión de unos personajes poderosos y decadentes cuyo interés se cifra en romper el voluntario aislamiento de la pareja y atraer al artista hacia su peculiar modo de vida, plagado de hipocresía y de cínicas convenciones sociales.