15 de octubre de 2019
11 de enero de 2014

El piano stride de Bernd Lhotzky sonará este lunes en la Fundación Botín

El piano stride de Bernd Lhotzky sonará este lunes en la Fundación Botín
FUNDACIÓN BOTÍN

SANTANDER, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El piano stride de Bernd Lhotzky abrirá este lunes, 13 de enero, a las 20.30 horas, en la sede de la Fundación Botín de Santander, el ciclo temático en torno a la belle époque 1888-1914.

El ciclo la belle époque esta formado por 10 conciertos (de enero a mayo) y cuenta con un libro de mano que contiene un texto del catedrático de historia medieval de Europa de la Universidad Autónoma de Barcelona Enrique Ruiz-Domènec, según ha informado la Fundación Botín.

El ciclo trata de reflejar el papel que la música tuvo en el espíritu de la belle époque como valor singular y en su relación con los parámetros creativos de ese tiempo que va desde 1888 hasta 1914, destacando nombres, hechos, obras y circunstancias significativas de su desarrollo, un desarrollo marcado por la búsqueda de ritmos y timbres nuevos. Se oirán piezas de Cole Porter, George Gershwin, Tomás Bretón, Maurice Ravel, Schoenberg, Stravinski y Enric Satie, entre otros.

BERND LHOTZKY, PIANO

El stride, una forma de hacer música que combina el virtuosismo pianístico con un ritmo vibrante y lleno de swing, la alegría de vivir con el concienzudo estudio de las partituras y transcripciones. Bernd Lhotzky es uno de los más brillantes pianistas de este renacimiento del piano stride.

Nacido el 11 de diciembre de 1970 en Tegernsee (Alemania) e hijo de padre alemán y madre francesa, recibió su primera lección de piano a los seis años. Su temprano descubrimiento del jazz no le impidió continuar sus estudios formales de música, incluyendo composición y armonía, además de aprender a tocar el violín, la viola, la trompeta y el contrabajo.

Hoy en día aún sigue practicando y tocando música clásica (su mujer es una conocida pianista clásica), aunque en su corazón late el pulso del stride. Tiene la técnica y el brío de los grandes maestros del estilo, pero aporta cada vez más su toque personal, que también ha bebido de las fuentes de Art Tatum o Teddy Wilson.