20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 21 de noviembre de 2010

    (Ampl)La carretera de Celis a El Soplao incorporará medidas para corregir el impacto sobre el paisaje visual y ecológico

    Como hidrosiembras, muros de escolleras "secas", y pintado de biondas que disminuyan el grado de exposición visual

    (Ampl)La carretera de Celis a El Soplao incorporará medidas para corregir el impacto sobre el paisaje visual y ecológico
    ARCHIVO

    ((Esta información amplía y sustituye a la anterior sobre el mismo tema))

    SANTANDER, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La carretera de Celis a El Soplao incorporará medidas para corregir el impacto sobre el paisaje visual y ecológico, tales como hidrosiembras (casi 72.000 metros cuadrados), muros de escolleras "secas", y pintado de biondas con tonalidades marrones que disminuyan el grado de exposición visual de la misma.

    Así consta en el estudio de impacto ambiental, que identifica un conjunto de medidas ambientales para intentar reducir la importancia de los impactos detectados.

    El pasado 11 de noviembre, la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, abrió un período de información pública en relación con el proyecto denominado 'Conexión desde la carretera CA-181 hasta la cueva El Soplao. Tramo: Celis-El Soplao'.

    Según consta en el documento, consultado por Europa Press, en particular destacan las medidas para reducir el impacto sobre la fragmentación territorial en relación a los usos productivos, manteniendo el trazado de la senda actual; o las medidas para corregir el impacto sobre el paisaje visual y ecológico (hidrosiembras, muros de escolleras "secas", pintado de biondas).

    También se incluyen medidas para conservar la calidad hídrica del entorno, y en concreto, un estudio de la red de drenaje y la reducción de las superficies denudadas mediante aplicación de hidrosiembras.

    El proyecto de trazado seleccionado define una carretera con una plataforma de ancho de 8 metros, para la sección definida en tramo recto, constituido por dos carriles de 3 metros y sendos arcenes de un metro, y, una plataforma de un ancho de variable, para la sección definida en tramo curvo con sobreanchos.

    Se incluyen, en algunos tramos, muros de contención y sostenimiento de escollera, para mejorar la estabilidad de los desmontes a excavar o para reducir la zona de afección de la carretera. En zonas puntuales se disponen muros de hormigón armado propiciados por la entidad de los taludes a contener.

    Aunque no se han identificados servicios tras las consultas realizadas a los organismos oportunos, se contempla una partida presupuestaria para la reposición de posibles servicios afectados a lo largo de toda la traza, en caso de existir.

    MEDIDAS PREVENTIVAS Y CORRECTORAS

    El proyecto prevé una serie de medidas preventivas y correctoras como las hidrosiembras proyectadas que facilitarán la implantación de una pronta cobertera vegetal en las taludes constituidos por materiales no consolidados disminuyendo el riesgo de erosión superficial y con ello los aportes de materiales en suspensión a las aguas superficiales o subterráneas.

    Para minimizar el impacto de los muros, una gran parte de ellos se han propuesto en escollera "seca". También se contempla el tratamiento de taludes mediante aplicación de hidrosiembras.

    En concreto, en el proyecto se ha estimado dos tipos de hidrosiembras según el tipo de talud conformado. El resultado propuesto es una hidrosiembra de 28.450 m2 para terraplenes y una hidrosiembra de 43.505 m2 para desmontes constituidos por materiales no consolidados.

    El informe recomienda que durante la ejecución del proyecto se proceda a ejecutar las hidrosiembras según los taludes se vayan conformando compatibilizando la ejecución de los mismos con su inmediata integración.

    A su vez, las biondas metálicas estarán pintadas en su borde exterior con tonalidades marrones que disminuyan el grado de exposición visual de la misma.

    Además, y para compatibilizar en la medida de lo posible los usos actuales o futuros del entorno con el vial propuesto, se mantendrá el actual camino existente para garantizar el acceso a las fincas colindantes y facilitar la apertura de las zonas de explotación del proyecto de cantera previsto.

    Del estudio de alternativas se ha extraído que el trazado número 3 resulta el menos desfavorable de las soluciones analizadas al desarrollarse por entornos de menor fragilidad ambiental, y disminuir los problemas que de tipo geotécnico asociados a fenómenos de inestabilidad de taludes pudiesen producirse.