24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    La Cámara de Comercio duplicó en 2008 la emisión de certificados digitales Camerfirma, hasta los 148

    Estos certificados equivalen a un documento de identidad para cubrir las necesidades de las empresas

    SANTANDER, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Los certificados digitales Camerfirma emitidos por la Cámara de Comercio de Cantabria, --que equivalen a un documento de identidad para cubrir las necesidades de las empresas--, aumentaron un 50% en 2008, al expedir un total de 148 frente a los 74 emitidos en 2007.

    Con esta cifra se elevan a cerca de 400 los certificados Camerfirma que ha facilitado la Cámara desde 2004, año en que la entidad empezó a tramitar este documento.

    De los emitidos en 2008, 103 fueron de persona física, otros 37 de persona jurídica y tan solo se entregaron 6 y 2, respectivamente, de representante y factura electrónica, según detalló hoy la Cámara de Comercio en un comunicado.

    Además, el área de www.camaracantabria.com --la web de la Cámara de Comercio de Cantabria-- que contiene información sobre los certificados digitales recibió cerca de 12.000 visitas en 2008, cifra que, a juicio de la entidad, evidencia que esta herramienta "está adquiriendo progresivamente un mayor interés entre las empresas a medida que aumentan los trámites que requieren su utilización".

    La Cámara de Comercio recordó que los certificados digitales de Camerfirma están orientados a la actividad empresarial. En concreto, estos archivos electrónicos permiten realizar trámites a través de Internet con las Administraciones públicas, con las Cámaras de Comercio y con otras empresas de manera "ágil y segura, evitando desplazamientos y ahorrando tiempo y dinero".

    La entidad cameral emite certificados digitales para que "las empresas de Cantabria puedan adentrarse en las oportunidades de la sociedad de la información con total confianza y seguridad", destacó. Agregó en este sentido que existen distintos tipos de firma electrónica en función de las necesidades de cada autónomo o empresa, como el certificado de pertenencia a empresa, el de personalidad jurídica, el de factura electrónica y el certificado de representante.

    El primero de ellos, el certificado de pertenencia a empresa, permite que su titular se identifique como trabajador perteneciente a una empresa. En cambio, el certificado de persona jurídica tiene por objetivo identificar a una entidad con personalidad jurídica.

    Por su parte, el certificado de factura electrónica puede ser instalado en servidor o puede ser utilizado por la persona dedicada a realizar la facturación electrónica en nombre de la empresa con total seguridad, y, por último, el certificado de representante permite que su titular actúe en nombre de la empresa a la que pertenece.

    Finalmente, la Cámara subrayó que sus certificados digitales permiten a las empresas y sus representantes firmar documentos con la misma validez que la firma manuscrita. Además destacó que, gracias a ellos, las empresas pueden realizar todo tipo de trámites de forma segura con la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo, entre otros organismos oficiales.