23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 11 de marzo de 2010

    Experto del Instituto de Óptica Cuántica Max Planck de Alemania habla hoy de computación cuántica en la Fundación Botín

    SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El director de la División Teórica del Instituto de Óptica Cuántica Max Planck de Alemania, Juan Ignacio Cirac, habla hoy de computación cuántica en la Fundación Marcelino Botín. La conferencia, a las ocho de la tarde con entrada libre, se incluye en el ciclo sobre 'Perspectivas científicas del siglo'.

    Juan Ignacio Cirac Sasturain (11 de octubre de 1965, Manresa, Barcelona) es un físico reconocido por sus investigaciones de computación cuántica dentro la teoría cuántica y la física teórica.

    Desde 2001 es director de la División de Teoría del Instituto Max-Planck de Óptica cuántica, en Garching, Alemania. Es Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (2006) y Medalla Franklin en Física del Instituto Franklin (2010), entre otras distinciones.

    Su investigación se centra en la teoría cuántica de la información. Ha desarrollado un sistema de computación basado en mecánica cuántica que se espera permitirá diseñar algoritmos mucho más rápidos en el futuro. Ha contribuido con aplicaciones que demuestran la viabilidad de sus postulados, efectuando cálculos imposibles con los sistemas actuales de procesamiento y transmisión de la información.

    De acuerdo con sus teorías, el computador cuántico revolucionará la sociedad de la información al permitir comunicaciones más eficientes y seguras.

    Aparte de su interés en teoría cuántica, ha investigado sobre gases cuánticos degenerados, sistemas atómicos fuertemente correlacionados y sistemas óptico-cuánticos. Juan Ignacio Cirac ha publicado más de 200 artículos en las revistas más prestigiosas, y es uno de los autores más citados de su campo.

    Las primeras teorías sobre la posibilidad de realizar cálculos de naturaleza cuántica empezaron a surgir en los años 80 de la mano de Paul Benioff que teorizó un ordenador tradicional con algunos principios de mecánica cuántica.

    En la computación digital tradicional un bit sólo puede tomar dos valores, 0 ó 1. En cambio, en la computación cuántica, que utiliza qubits, estos pueden tener múltiples estados simultáneamente en un instante determinado, reduciendo el tiempo de ejecución de algunos algoritmos de miles de años a segundos. Esto permite realizar varias operaciones a la vez posibilitando que problemas intratables pasen a tener solución.