25 de marzo de 2019
21 de noviembre de 2010

La plataforma virtual Second Life hace sentirse más cómodos y tranquilos al hablar una lengua extranjera

Resultados de un experimento incluido en las comunicaciones de los II Encuentros ELE Comillas

SANTANDER, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La plataforma virtual Second Life hace sentirse más cómodos y tranquilos a los alumnos a la hora de hablar en una lengua extranjera, pues actúa como "escudo".

Sin embargo, también dificulta la comprensión, ya que se pierden ayudas tan importantes como el lenguaje no verbal o el simple hecho de poder leer los labios. Sin embargo, la mayoría de los participantes en el experimento han expresado su deseo de seguir usando Second Life para practicar su español

Son algunos resultados de un experimento que Sabela Melchor Couto, profesora de español en la Universidad de Roehampton, Londres, ha realizado recientemente con sus alumnos (estudiantes de español, en su mayoría nativos de ingés) y con alumnos voluntarios españoles que están actualmente completando un año Erasmus en Roehampton University, Londres, donde trabaja.

Esta experta iba a presentar una comunicación sobre el uso de Second Life en la enseñanza del español para extranjeros en los II Encuentros ELE Comillas, clausurados este pasado sábado en la Fundación Comillas, aunque al final no pudo acudir.

Según ha explicado a Europa Press la investigadora, el objetivo de su experimento era contrastar la ansiedad experimentada por los alumnos al hablar español en dos contextos diferentes: por un lado, en una conversación cara a cara con un nativo de español y, por otro, en Second Life.

Los comentarios proporcionados por los alumnos en los cuestionarios que rellenaron reflejan que la comunicación a través de esta plataforma virtual les hace sentirse más cómodos y tranquilos a la hora de hablar en la lengua extranjera, pues actúa como "escudo", pero que también dificulta la comprensión, ya que se pierden ayudas tan importantes como el lenguaje no verbal o el simple hecho de poder leer los labios.

Sin embargo, la mayoría de los participantes en el experimento han expresado su deseo de seguir usando Second Life para practicar su español y ha descrito la actividad como muy amena.

Así, entre las respuestas dadas por los participantes en el proyecto, consultadas por Europa Press, están algunas como quien dice que "se quita un poco de los nervios sobre la realidad de hablar con alguien cara a cara. Me sentí un poco menos avergonzado".

Otro estudiante comenta: "Me sentí relajado y lo disfruté mucho. Tal vez es mejor porque te sientes más relajado ya que no tienes a la otra persona frente a ti"; "Yo tenía menor sentimiento de ser evaluado"; "Me sentí más a gusto, como si el equipo era un escudo"; "Me sentí más seguro cuando no entendía algo, porque la otra persona no pudiera verme", comentan otros.

Los participantes en el experimento indican también, como aspectos positivos de la ausencia física, el que ayuda a perder el miedo a hablar una lengua extranjera ya que permite deshinbirse; no se ponen nerviosos y cometen menos errores sabiendo que no pueden verles los demás, y sienten mucha menor presión.

En cuanto a los aspectos negativos, apuntan el no poder conocer la reacción de los demás; no tener acceso al lenguaje corporal, o los nervios que produce ponerse delante de un micrófono en una lengua extranjera.

Con todo, a la la mayoría de los estudiantes les gustaría usar Second Life con regularidad en las clases de idiomas."Fue muy divertido y diferente, me encantaría volver a hacerlo"; "Practicas y aprendes sin siquiera darte cuenta"; "Es una forma divertida de aprender y nos ayuda a practicar nuestro español", son algunas de las respuestas ofrecidas por los alumnos.