5 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

77 entidades reciben 1,4 millones de euros para contratar a 201 desempleados para obras y servicios de interés

Aprobados 1,1 millones a 18 mancomunidades para financiar servicios municipales y políticas de promoción social

SANTANDER, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria ha aprobado hoy subvenciones por valor de 1,4 millones de euros destinadas a 77 entidades para que contraten a 201 desempleados, por un periodo de hasta cinco meses, en la realización de obras y servicios de interés general y social.

Según explicó la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga, las entidades beneficiadas van desde asociaciones de mujeres, de consumo, culturales, medioambientales, de atención socio-sanitaria, de mayores, de inmigrantes, de integración del pueblo gitano, de desarrollo local, cámaras de comercio o la Coordinadora Cántabra de ONGD.

Entre las obras o servicios, tienen preferencia actividades y ocupaciones prioritarias en función de la evolución del mercado de trabajo y de las políticas de empleo, de acuerdo con los criterios fijados por el Servicio Cántabra de Empleo, y su finalidad última es favorecer la formación y práctica profesionales de las personas que sean contratadas.

Así, de cara a la valoración de los proyectos presentados, se ha tenido en cuenta el mayor interés general y social y su potencialidad de inserción laboral, bien mediante incorporación directa de los trabajadores a la entidad colaboradora o mediante otras fórmulas de inserción laboral.

Los proyectos incluidos corresponden a tres tipos: servicios de utilidad colectiva (revalorización de espacios públicos urbanos, recuperación y mantenimiento de zonas naturales o educación medioambiental); de ocio y culturales (promoción del turismo, desarrollo cultural local o música); y personalizados de carácter cotidiano (cuidado de niños y ayudas a domicilio a personas con discapacidad o mayores, y a jóvenes con desarraigo social).

1,1 MILLONES A MANCOMUNIDADES

Por otro lado, el Ejecutivo, que en su reunión de hoy ha aprobado inversiones y ayudas por más de 11,5 millones de euros, ha autorizado subvenciones a 18 mancomunidades por más de 1,1 millones de euros para financiar la prestación de servicios municipales y desarrollo de políticas de promoción local.

En Cantabria están constituidas 22 mancomunidades, de las que 18 han concurrido a la convocatoria y a todas ellas se les ha concedido subvención, lo que representa más de 70 municipios de la comunidad, explicó Gorostiaga.

Las mancomunidades prestan, entre otros, servicios de recogida y tratamiento de residuos, asesoramiento técnico y jurídico, extinción de incendios y protección civil, promoción turística, social y empleo, cultural, y desarrollo local; servicios sociales, instalaciones deportivas, ordenación del territorio o protección del medio ambiente.

Según Gorostiaga, para resolver la convocatoria se ha valorado especialmente aquellas mancomunidades que prestan servicios de desarrollo de políticas de promoción local a través de agencias o de otros órganos establecidos al efecto, extinción de incendios, protección civil, recogida de residuos y servicios sociales.

DECRETO CONVIVENCIA ESCOLAR

La vicepresidenta destacó también que el Gobierno ha dado el visto bueno al decreto que regula la convivencia escolar y los derechos y deberes de la comunidad educativa, es decir, de los alumnos, sus familias, profesores y personal de administración y servicios.

Este documento guiará la elaboración del Plan de Convivencia que cada centro debe realizar a lo largo del curso, y establece las directrices que marca la Ley de Educación para que estructuren un plan insertado en su propio proyecto educativo.

Según Gorostiaga, este decreto presenta un modelo de convivencia que se basa en "la responsabilidad compartida" de todos los miembros de la comunidad educativa. Así, determina las conductas que afectan a la convivencia, las medidas disciplinarias y los procedimientos encaminados a mejorar dicha convivencia en los centros, entre ellos uno destinado a agilizar la resolución de conflictos. Además, regula actuaciones, medidas y recursos para mejorar el clima escolar.

Por otro lado, el decreto pretende fijar un "modelo integrado" de convivencia en el se favorezca un procedimiento democrático de elaboración de normas y de consecuencias ante su incumplimiento y, al mismo tiempo, "un papel activo" en el tratamiento de conflictos, adoptando estrategias de mediación tendentes a potenciar el diálogo.

Para la vicepresidenta, esta norma es, sobre todo, una "apuesta" por una visión vinculada al aula, al centro y a la planificación educativa, caracterizada por el planteamiento global de la convivencia, basada en los principios educativos del diálogo y una participación activa de la comunidad educativa.

((Habrá ampliación))