19 de noviembre de 2019
20 de octubre de 2014

ACPT pide la dimisión de la alcaldesa tras su derrota en las primarias del PSOE

Reclama la anulación de proyecto del Centro de Emprendedores

TORRELAVEGA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Ciudadana por Torrelavega ha solicitado la dimisión de Lidia Ruiz Salmón como alcaldesa de Torrelavega tras su derrota en las primarias del PSOE, lo que para ACPT constituye "su total deslegitimación para estar al frente del Ayuntamiento ni un solo día más".

ACPT señala en un comunicado de prensa que Ruiz Salmón llegó a la Alcaldía tras la moción de censura después de haber ocupado el puesto número cuatro de la lista del PSOE, "contando únicamente con dos apoyos, la dirección de su partido y el PRC". "Es claro que si la militancia de su propio partido le ha retirado su apoyo, la decisión de la dirección del PSOE queda totalmente deslegitimada", añade.

Para ACPT, Lidia Ruiz Salmón lidera a partir de ahora un equipo de Gobierno que "no ha sido refrendado en las urnas y que tiene en contra a su base social", por lo que considera que "no puede perpetuarse un sólo día más al frente de los destinos de esta ciudad" y que cualquiera de las decisiones que acuerden son "tan ilegítimas como su propio mandato".

En este sentido, señala que decisiones "cruciales y presupuestariamente muy comprometedoras" como la construcción del Centro del Emprendedores, que costará 2,6 millones de euros, "se tomaron gracias a que el PSOE pasó de ser oposición a equipo de Gobierno, cambiando radicalmente su discurso y pasando a apoyar lo que antes criticaba", una obra -añade- que "al igual que el actual equipo de Gobierno "no tiene ningún apoyo social y debería paralizarse desde el Ayuntamiento, haciendo imperar el sentido común".

ACPT opina que 10 meses después de la moción de censura que desbancó al PP de la Alcaldía, "no se ha producido ningún cambio significativo ni en las formas" de gobernar "ni en el fondo", se continua ejerciendo el mismo despotismo contra los vecinos y sus políticas son continuistas" de las de Ildefonso Calderón (PP).

Para ACPT, "lo lógico ante una situación como esta sería la disolución de la actual Corporación y la convocatoria inmediata de unas elecciones municipales de las que saldría un gobierno legítimo y refrendado por la población, medida deseable pero imposible en aplicación de su legislación electoral", apostilla.

Por último, critica la "falta de respuestas e iniciativas" de los tres grandes partidos políticos que vienen ejerciendo el poder en esta ciudad los últimos 30 años. "Han demostrado que no tienen ni ideas, ni capacidad ni soluciones", concluye.

Para leer más