25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 8 de mayo de 2008

    ADIC reclama la gestión de Altamira para Cantabria

    SANTANDER, 8 May. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) reclamó hoy la convocatoria del Patronato de Altamira y el inicio de la tramitación para que el Ministerio de Cultura ceda la gestión del museo a la Comunidad Autónoma. Para ADIC, con la actual gestión del Ministerio y sus "decisiones injustificadas y arbitrarias", el centro está "perdiendo prestigio" y el "icono universal" que representa Altamira se esté "quebrando".

    Entre esas decisiones "injustificadas", ADIC señaló la reducción del número de visitas guiadas, que "está repercutiendo directamente en la atención al cliente y en la progresiva pérdida de imagen del centro como referencia".

    Según indicó ADIC en nota de prensa, establecimientos hosteleros y ciudadanos particulares se han puesto en contacto con la asociación para denunciar el "malestar" entre turistas y ciudadanos cántabros por esta situación, de la que la asociación exige una explicación "urgente" a los responsables del Ministerio.

    La asociación aseguró que desde febrero de 2007 las visitas explicativas se han reducido a tres por hora, cuando desde su inauguración se sucedían prácticamente cada cinco o diez minutos. De esta manera, "hay numerosos visitantes que tienen que hacer la visita por libre en un espacio donde, por su naturaleza y disposición, son necesarias las explicaciones".

    A ello se añade "la inexistencia de carteles o paneles explicativos" en la 'sala de polícromos' y la 'cola de caballo', así como la "ausencia" de audioguías. Por ello, según explicó ADIC, "una visita libre se convierte en un mero paseo sin divulgación de ningún tipo que provoca el desencanto y la decepción entre los visitantes". La asociación sostiene que incluso ha habido clientes y visitantes que han presentado quejas en ese sentido y pregunta al Ministerio cuál es la situación de esas reclamaciones.

    ADIC no entiende que "con la misma plantilla que hace un par de años, antes se hicieran visitas guiadas y ahora no" y cree que se debe a una "deficiente planificación de tareas y una errática política de personal que está generando numerosos conflictos que afectan a los trabajadores y a la imagen de Altamira".

    A juicio de ADIC, "es inadmisible que la imagen que se lleven los turistas y visitantes sea la de la pobreza de contenidos y explicaciones y la escasez de señalización". "Es una situación que no se puede consentir y que Cantabria no puede permitirse", concluyó la asociación.