25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 24 de septiembre de 2014

    El alcalde de Santander felicita a la Policía Nacional por la detención del pederasta de Ciudad Lineal

    SANTANDER, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha felicitado a la Policía Nacional por la detección del presunto pederasta de Ciudad Lineal en la capital cántabra, donde residía.

    El regidor santanderino y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha señalado que la noticia supone un "descanso" para muchas familias madrileñas.

    De la Serna ha trasladado la felicitación a la Policía Nacional al término del Pleno municipal, ya que la detección del supuesto pederasta se ha difundido una vez iniciada la sesión plenaria. De este modo, el dirigente 'popular' se suma al agradecimiento que otros grupos políticos están trasladando a este Cuerpo con motivo del arresto.

    El sospechoso está acusado de cinco agresiones a menores de entre cinco y once años y tres tentativas, según ha informado en rueda de prensa el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha relatado que el detenido, un varón español de 42 años, ya cumplió una condena de siete años en los años noventa por un delito similar contra una niña de seis años.

    Fernández Díaz ha dado estos datos en una comparecencia en la que ha ofrecido detalles de su detención, en la que ha participado un amplio dispositivo policial con el que ha colaborado el FBI.

    El ministro ha confirmado que las agresiones se producían contra menores con las que no tenía ninguna relación, de escaso desarrollo físico y con las que contactaba en parques o zonas de ocio habituales de menores, factores que han complicado la investigación.

    Según ha dicho, es un varón español de 42 años "aunque aparenta menos", con un amplio historial policial por robos con violencia, robos con fuerza y violencia de género, y que en los años noventa fue condenado a siete años por retener y agredir sexualmente a una menor de corta edad. Se dedicaba a actividades mercantiles de compraventa de vehículos, era aficionado a las artes marciales y el culturismo, era violento y tenía relaciones con el crimen organizado.

    Ha sido detenido a las 7.37 horas en Santander, donde llevaba dos semanas controlado por la Policía a la espera de reunir carga probatoria suficiente.