23 de octubre de 2020
13 de enero de 2010

AMPL Gobierno dice que la parada de Ferroatlántica es "obligada" por revisión de la línea y afirma que se pactó la fecha

Industria recalca que han pasado cuatro años desde la última revisión y lamenta el "cambio de criterio" de la empresa sobre las fechas

SANTANDER, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga, aseguró hoy que la parada de la fábrica de Ferroatlántica por trabajos de Red Eléctrica de España (REE) es para la revisión de la línea que abastece a la planta, una revisión "obligada" para la cual se "pactaron" las fechas con la empresa.

Gorostiaga respondió así a preguntas de los periodistas a raíz de las quejas de la compañía, que asegura que la parada les supondrá unas pérdidas de unos dos millones de euros y sostiene que los trabajos exceden el concepto de "mantenimiento" y no tienen relación con el funcionamiento de Ferroatlántica, sino con un "problema urbanístico" en Astillero.

Sin embargo, la vicepresidenta insistió en que Red Eléctrica tiene que revisar la línea que abastece a la fábrica y, por ello, durante 2009 estuvo en contacto con Ferroatlántica para buscar entre ambas la fecha "más adecuada", ya que la revisión conlleva una parada de "una semana".

Según dijo, esa parada "se acaba de producir, con acuerdo entre la empresa y Red Eléctrica y para hacer una revisión obligada" que "han pactado que sea esta semana".

Las palabras de la vicepresidenta las ha refrendado también la Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico, que es quien autorizó a Red Eléctrica de España a acometer las labores de revisión, que implican la interrupción de suministro a la empresa.

En un comunicado, el departamento que dirige Juan José Sota reiteró la necesidad de la revisión y dejó claro que se ha hecho en las fechas propuestas por la propia dirección de la empresa y en los plazos acordados con ella, por lo que lamentó el "cambio de criterio" de Ferroatlántica.

Industria explicó que Red Eléctrica debe acometer labores de mantenimiento eléctrico de una línea de alta tensión que es la única vía de suministro que tiene la empresa y que no ha sido revisada en los últimos cuatro años, a pesar de que la actual legislación obliga a hacerlo cada tres años, "con el riesgo que ello supone, en primer lugar, para la propia Ferroatlántica que, en caso de avería o de fallo de la red, se queda sin energía eléctrica, al no disponer de otra vía de suministro".

También reconoció que REE aprovecha además estos trabajos para acometer la modificación del trazado de la línea eléctrica, "para poder dar viabilidad a viviendas cercanas afectadas, que llevan cinco años sin cédula de habitabilidad y, por tanto, sin suministro eléctrico".

"CAMBIO DE CRITERIO"

La Consejería resaltó que ambos aspectos eran "conocidos y aceptados" por la propia empresa y, de hecho, recordó que en el mes de mayo en una reunión entre el director general de Industria, el delegado de la zona norte de REE y el director de la fábrica, la empresa propuso, inicialmente, el mes de septiembre como fecha idónea para realizar estas labores de mantenimiento.

Después, en septiembre, en un nuevo encuentro de las tres partes, el director de la fábrica, Juan Carlos Sánchez Recio, planteó a Red Eléctrica y a la Consejería de Industria una nueva fecha, la semana del 11 de enero.

Ahora, a la vista de las quejas de la empresa, Industria lamenta el "cambio de criterio" de Ferroatlántica, con la que "se ha dialogado desde el primer momento, respetando escrupulosamente sus intereses y sus deseos".

El respeto ha sido tal, que "precisamente la interrupción del suministro y las labores de mantenimiento se han hecho en las fechas propuestas por la empresa y en los plazos acordados con ella", apostilló Industria.

La Consejería, que ha pedido a Red Eléctrica que agilice al máximo los trabajos, incidió en que ha actuado en todo momento de "mediador" entre la empresa y REE para buscar una solución "satisfactoria" para las dos partes, "que no perjudicara a la empresa y que permitiera" a REE "cumplir con su deber legal y revisar y modificar una línea que no se ha tocado en los últimos cuatro años".

Por lo tanto, recalcó que lo único que ha hecho ha sido "cumplir con su obligación legal y administrativa y autorizar una solicitud de Red Eléctrica para realizar trabajos de mantenimiento y, adicionalmente, de modificación en una línea de alta tensión que son necesarios y que vienen determinados por la actual legislación".

"De no proceder así, ante la solicitud de Red Eléctrica, el Gobierno de Cantabria estaría incumpliendo la ley y además incurriendo en responsabilidad directa ante cualquier posible avería o accidente relacionado con esa línea eléctrica", concluyó.