26 de mayo de 2020
22 de julio de 2008

AMPL.- Tribunales.- Un Juzgado anula las licencias de construcción de 122 viviendas en el Alto del Cuco

ARCA subraya que la anulación de licencias, que todavía no es firme, conlleva la demolición de lo construido

SANTANDER, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Santander ha anulado las licencias concedidas por el Ayuntamiento de Piélagos a la promotora Fadesa para la construcción de 122 viviendas dentro del Plan Parcial del Alto del Cuco, un plan anulado hace ya más de un año por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) y pendiente ahora del recurso de casación interpuesto ante el Tribunal Supremo.

Según explicó a Europa Press el presidente de ARCA, Gonzalo Canales, la anulación de licencias conlleva la demolición de las viviendas, que ya estaban en parte construidas antes de la paralización de las obras acordada por el TSJC tras la anulación del Plan Parcial.

Las sentencias --primeras de anulación de licencias dentro del Plan Parcial del Alto del Cuco-- no son todavía firmes, porque cabe recurso. Por ello, la asociación esperará a que lo sean para pedir entonces la correspondiente aclaración de sentencia que especifique que su ejecución implica la demolición de lo construido.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo ha dictado en total cuatro sentencias en las que anula otras tantas licencias concedidas a Fadesa para levantar 122 viviendas, en concreto, 22 viviendas con garajes y trasteros en la parcela VC1, otras 28 en la VC5, 43 viviendas unifamiliares adosadas en la parcela VH3 y otros 29 adosados en la VC5, todas ellas dentro del sector 2 del Plan Parcial del Alto del Cuco.

En las sentencias, fechadas el pasado 26 de junio y difundidas hoy por ARCA --que fue quien solicitó la anulación--, el Juzgado explica que adopta su decisión "por pura coherencia y congruencia" con la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC que anuló ya en marzo de 2007 el Plan Parcial, ratificada después por otra sentencia de la misma sala y pendiente de recurso en el Supremo.

Así, recalca que las licencias de las viviendas se concedieron "con base en un Plan Parcial" que, a día de hoy y a la espera de la resolución del recurso, está "anulado judicialmente", por lo cual las licencias son "de imposible concesión".

La petición de la anulación de licencias había sido formulada por la asociación ecologista ARCA, al entender que, al igual que ocurría en el Plan Parcial, la clasificación del suelo como urbanizable era "ilegal".

También alegaba la asociación que la urbanización rompe con la armonía del paisaje, incumple la normativa sobre barreras arquitectónicas, no respeta las dotaciones mínimas y las edificaciones están dentro de la banda de 250 metros en la que el Plan General de Ordenación Urbana de Piélagos prohíbe la edificación y las obras de urbanización.