26 de noviembre de 2020
11 de diciembre de 2007

Ana Pastor se compromete a finalizar "en tiempo y forma" las obras de Valdecilla cuando Gobierne el PP

Avisa que mañana pasa el "último tren" para el convenio y considera una "broma" que la candidata del PSOE en Cantabria sea Elena Salgado

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, garantizó hoy que su partido, cuando gobierne, "terminará en tiempo y forma las obras" del Plan Director del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que tendrá además el equipamiento adecuado y seguirá siendo así en el siglo XXI "lo que siempre ha sido" y lo que "nunca debería haber dejado de ser", un centro de referencia.

"La sociedad de Cantabria necesita un cambio de Gobierno en la Nación para cumplir los compromisos" con la región, recalcó hoy Pastor en rueda de prensa, acompañada del presidente de los 'populares' cántabros, Ignacio Diego.

La ex ministra de Sanidad, que inició su intervención trasladando su dolor y apoyo a los familiares de los fallecidos en el derrumbe del pasado sábado en el Cabildo de Arriba y al resto de afectados, recordó que el PP dotó el convenio del Plan Director de Valdecilla con "más de 30.000 millones de pesetas" (más de 180 millones de euros) y, a día de hoy, ese dinero se ha "gastado y no se han iniciado aún las obras de la tercera fase".

A su juicio, el Gobierno central, el Ministerio de Sanidad, la ex titular de dicho departamento, Elena Salgado; el actual ministro, Bernat Soria, y el Gobierno de Cantabria "tienen que explicar qué ha pasado, en qué se ha gastado el dinero y cómo es posible que no se haya terminado la obra ni iniciado la tercera fase".

Además, consideró "un acto casi de broma" que los socialistas cántabros lleven como cabeza de lista para las próximas generales a Elena Salgado. "Llama la atención que ante un tema tan importante y tan acuciante no haya otra cosa que ofrecer", apostilló Pastor, quien participa hoy a la reunión de la Junta Directiva Regional del PP.

Frente a ello, anunció que el PP, en una "actitud de responsabilidad", va a "recordar permanentemente a los ciudadanos de Cantabria que hubo un Gobierno de España que hizo posible un presupuesto de más de 30.000 millones de pesetas para Valdecilla, y que se ha gastado, no se ha terminado la obra, no está el equipamiento y la sanidad en Cantabria va para atrás".

Aludió también Ana Pastor a la enmienda de los 30 millones de euros para Valdecilla aprobada en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso y apoyada por el PSOE sin "enterarse", una partida que confió en que se mantenga si los socialistas logran recuperar en el Congreso el apoyo de sus "socios" para sacar adelante el presupuesto, que ha sido devuelto por el Senado.

"EL ÚLTIMO TREN".

Pero además, Pastor confesó su "mosqueo" sobre la financiación de las obras porque mañana se celebra reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Valdecilla no figura en el orden del día. A su juicio, los Presupuestos Generales del Estado y el Consejo Interterritorial del SNS son "el último tren que pasa este año" para conseguir la financiación.

Según dijo, hasta ahora no ha visto "ninguna reunión bilateral" entre el Gobierno cántabro y central, "ningún compromiso de ningún dirigente político ni ninguna declaración del ministro de Sanidad sobre la enmienda de los 30 millones". "Como no vaya mañana, es el último tren que pasa. O mucho se apresuran, o no va a haber convenio", insistió.

Por su parte, el líder de los 'populares' cántabros opinó que los 30 millones de euros de la enmienda del PP debe ser "el primer pago" de las partidas plurianuales que tienen que servir para "financiar íntegramente" la tercera fase de Valdecilla y criticó la "gestión ineficiente" desarrollada hasta ahora, que, en su opinión, demuestra "la falta de voluntad del Gobierno Zapatero y la ausencia absoluta de reivindicación del Gobierno Revilla-Gorostiaga".

LISTAS DE ESPERA.

Al margen de la financiación de Valdecilla, Pastor alertó de otros problemas de la sanidad cántabra, plasmados, según dijo, en los indicadores sanitarios, que "van para atrás". Lamentó, por ejemplo, el trato hacia los profesionales, lo cual ha dado pie a una "huelga permanente y al mayor grado de desmotivación que nunca haya conocido un sistema sanitario" en España; así como a la falta de explicaciones sobre lo sucedido en los quirófanos de la Residencia Cantabria.

Y junto a ello criticó la situación de las listas de espera, uno de los asuntos que se tratarán precisamente mañana en el Consejo Interterritorial del SNS. En Cantabria dijo que "se espera por todo" y en algunas especialidades, como traumatología, "no tiene ya límite". Aseguró que la lista de espera en la región ha crecido un 35 por ciento, la demora media en trauma ha pasado de unos 80 días a 160 y la demora máxima supera los veinte meses.

En el caso de ginecología, lamentó que las cántabras tienen que esperar más de seis meses para ir a consulta y, frente a las listas electorales paritarias del PSOE, recalcó que al PP le preocupan las listas de espera de ginecología, en especial en Cantabria, donde las mujeres son "de las que más esperan en España" para acudir a este especialista.

LEY DE DEPENDENCIA.

Por otro lado, en el ámbito de las políticas sociales Ana Pastor criticó que los 1.000 millones de euros comprometidos por el Estado para aplicar la Ley de Dependencia se han quedado en 200 y "va a terminar el año y los grandes dependientes todavía no han recibido lo que les corresponde".

En el caso cántabro, dijo que el Gobierno regional no ha explicado a cuántas personas se les ha realizado ya el estudio detallado de cuidados y están ya reconocidos como grandes dependientes. "El Gobierno cántabro firmó el convenio, pero no sabemos de su ejecución", añadió. Por su parte, Ignacio Diego, aseguró que en el partido están recibiendo y canalizando quejas de familiares de grandes dependientes.

Otra "asignatura pendiente" del Estado en política social, según Ana Pastor, es el tercer plan de empleo para los discapacitados y consideró "insólito" que el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, no haya ido "nunca" por la Comisión de Discapacidad del Congreso.

En el ámbito de Cantabria, señaló que los centros especiales de empleo "siguen sin recibir el dinero que les corresponde". En esta línea, Ignacio Diego criticó que la demora en el pago de las mensualidades alcanza ya los 171 días (62 días de demora en la etapa de Gobierno del PP) y la nómina de diciembre de 2005 se cobró en febrero de 2007.

Todo ello, explicó, obliga a los responsables de estos centros a pedir préstamos bancarios para hacer frente a las nóminas, mientras en el Gobierno cántabro "algún consejero gasta millones de pesetas al año en viajes a exóticos países". "Esa puede que sea la manera de entender la redistribución de la riqueza que pregonan los socialistas", ironizó.