22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 2 de junio de 2010

    Anuladas en parte las bases de un concurso del Ayuntamiento de Santander para plazas de administrativo

    Un Juzgado estima la demanda de dos funcionarios que no pudieron optar a las plazas por no ser del cuerpo general

    SANTANDER, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Santander ha anulado parte de las bases del concurso convocado en 2008 por el Ayuntamiento de Santander para cubrir plazas de auxiliar administrativo vacantes en el Consistorio.

    En concreto, lo que anula el juzgado es uno de los requisitos que se exigían a los funcionarios municipales para poder optar a las plazas de promoción interna.

    Según se explica en la sentencia, fechada el pasado 20 de mayo y difundida hoy por el sindicato CSI-F, las bases de la convocatoria exigían una antigüedad mínima de dos años para poder optar a las plazas convocadas, pero además limitaban el acceso a los funcionarios del cuerpo general, dejando fuera de la convocatoria a los del cuerpo especial.

    Los dos funcionarios que recurrieron las bases, ambos con categoría de vigilantes (del cuerpo especial), aseguraban que el Acuerdo de Funcionarios vigente permite la promoción entre las dos escalas y, además, recordaban la convocatoria del propio Ayuntamiento del año 1996 en la que la promoción estaba abierta a ambos cuerpos.

    También alegaban que ayuntamientos como los de Polanco o Camargo, y la propia Consejería de Presidencia y Justicia de Cantabria, han venido aplicando el principio de no distinción con referencia a la escala de procedencia de los aspirantes.

    En cambio, el Ayuntamiento de Santander, reconocía la "posiblidad" de convocatorias abiertas a ambos cuerpos pero, a su juicio, no es "una obligación".

    Sin embargo, la sentencia cree que el Consistorio no ha explicado de forma clara "las razones por las que se ha cambiado el criterio de admisión" con respecto a la convocatoria del año 1996 y recalca que "los funcionarios procedentes de la administración especial no deben excluirse de la convocatoria". En consecuencia, estima la demanda de los dos trabajadores y anula el apartado de las bases que regulaba ese requisito.

    El sindicato CSI-F ha mostrado su satisfacción con el fallo, porque "ahora se han respetado los derechos de todos los trabajadores".

    De todas maneras, lamentó que el Ayuntamiento de Santander "no haya dejado lugar a otra acción que la presentación de este recurso", ya que en su día desestimó, por silencio administrativo, la reclamación presentada por los trabajadores que, "de haber sido atendida hace ya más de un año, habría provocado menos inconvenientes para todos".

    Para leer más