10 de diciembre de 2019
25 de junio de 2009

ARCA critica que la Ley del Suelo se ha "convertido en un despojo normativo a favor de la especulación urbanística"

SANTANDER, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La asociación ecologista ARCA criticó hoy que el Gobierno y el Parlamento de Cantabria han convertido la Ley del Suelo "en un despojo normativo a favor de la especulación urbanística" y "no contentos con los destrozos urbanísticos ocasionados en el litoral, ahora han decidido que le toca el turno al interior de Cantabria, la zona mejor conservada desde el punto de vista paisajístico".

ARCA se pronunció así en un comunicado después de que el Parlamento regional aprobara el pasado lunes la modificación de la Ley del Suelo que permitirá construir viviendas unifamiliares, rehabilitar y cambios de uso en suelo rústico, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones.

La asociación recordó que la Ley del Suelo de Cantabria, conforme a su redacción original aprobada por el Parlamento en 2001, tenía entre sus objetivos someter las actividades que soporta el territorio a su previa clasificación y "a unas reglas de juego iguales para todos", vinculando el desarrollo del suelo rústico a que previamente se aprobara el Plan de Ordenación Territorial (PROT).

Pero a su juicio, "este principio democrático ha quedado dinamitado tras la reciente modificación de la Ley para construir viviendas y polígonos industriales en suelo rústico", más el anuncio hechos días después por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, de otra próxima modificación para permitir la construcción de campos de golf "sobre espacios en los que ahora está prohibido".

Además, agregó, "Gobierno y Parlamento no tienen empacho en seguir potenciando el uso y abuso de los proyectos singulares de interés regional (PSIR), una figura de excepción que sirve para autorizar a un determinado promotor construir sobre un lugar en el que la normativa se lo prohíbe al resto de los mortales".

ARCA acusa también al Ejecutivo y el Legislativo de "proteger el interés de los especuladores permitiendo el incumplimiento de la Ley del Suelo en cuanto a los plazos legales para la aprobación del PROT y para la adaptación de los planeamientos municipales a las determinaciones de la Ley de Suelo de 2001".

En este sentido, recordó que el PROT tenía como fecha límite para su aprobación abril de 2002 y que los ayuntamientos tenían como fecha límite para adaptarse a la Ley del Suelo julio de 2005, "pero en vez de hacer cumplir estas exigencias legales, lo que ha hecho la clase política de Cantabria es abandonar la tramitación del PROT y permitir sucesivas oleadas de modificaciones puntuales en los planeamientos municipales, siempre para incrementar los procesos edificatorios".

En su opinión, "la última perla al respecto es que el Gobierno y el Parlamento premian a los ayuntamientos que incumplen su obligación legal de adaptar su planeamiento a la Ley del Suelo con el privilegio de poder promover la construcción de polígonos industriales sobre suelos rústicos".

Por último, ARCA rompió una lanza a favor de los funcionarios y técnicos de la consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, que "pese a su elevada cualificación para hacer bien su trabajo, se están viendo obligados a servir a las directrices políticas" de un consejero y un director general de Urbanismo que siguen el lema "Cantabria Especulación Infinita".