31 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

Atentado.- El Parlamento cántabro reclama a ETA que "desaparezca" y apela a la democracia frente a la "barbarie"

La Cámara afirma que ETA "representa lo peor de la historia de España" y dice a la banda que los españoles no necesitan su "tutela"

SANTANDER, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento cántabro reclamó hoy a ETA que entregue las armas y "desaparezca" y advirtió a la banda de que la "unidad" de los demócratas conseguirá terminar con la "lacra" del terrorismo. Además, la Cámara regional apeló a la democracia como "alternativa" a la "barbarie" y al "lenguaje del terrorismo" que, a su juicio, "sólo produce catástrofes humanas".

En una declaración institucional leída por el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio, y aprobada por asentimiento, el legislativo cántabro criticó que los terroristas "siguen aferrados a las horrendas metodologías del pasado" y "no han aprendido" que con ello sólo se generan "catástrofes humanas".

Frente a ello, los parlamentarios cántabros, que guardaron un minuto de silencio en el hemiciclo, dejaron claro que hay una alternativa "que no es bárbara ni criminal, sino humana", que es la democracia, la representación política y el Parlamento, pero lamentaron que los terroristas "no han descubierto o no han querido descubrir esta fórmula civilizada, no creen en ella y les supera".

El Parlamento cántabro mostró así su condena por el atentado de la pasada madrugada en Santoña que costó la vida al brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz y causó cinco heridos, algunos de ellos graves, pero también extendió ese rechazo a otros actos terroristas vividos en los últimos días dentro y fuera de España.

A su juicio, esos atentados "aquí y allá con decenas de muertos, de heridos, con enormes pérdidas materiales" demuestran que el terrorismo, "por desgracia, no es una cosa del pasado" y, ante esta situación, el Parlamento recordó a los ciudadanos, en especial a los cántabros --que han sentido hoy el "zarpazo del terrorismo--, que la democracia "es el sistema que mejor garantiza nuestros derechos".

Por el contrario, recalcó que "todo asesinato degrada a quien lo comete" y el atentado de Santoña "es de tal indignidad, que retrasa miles de años el reloj humano, lo retrotrae a una época en la que carecía de lenguaje y era incapaz de hablar, de dialogar, de comprender".

Según los parlamentarios cántabros, ETA "representa lo peor de la historia de España". "Sigue anclada en lo criminal, en el pensamiento obsoleto de que los hombres y las mujeres del País Vasco y de España necesitamos de su tutela. No la necesitamos, ni la suya ni la de nadie. No hay autoridad del pasado que nos condicione, sino proyectos de futuro que nos ilusionan", recalcó la Cámara en su declaración.

A su juicio, los ciudadanos de Cantabria saben bien que todos los seres humanos tienen derechos inalienables y que, "por encima del derecho a la vida, no hay nada". En este sentido, el Parlamento resaltó que "la vida del hombre no puede ser un instrumento para intentar conseguir ningún fin".

MENSAJE DE UNIDAD

Por otro lado, la Cámara cántabra abogó por lanzar a los cántabros un mensaje "de absoluta unidad". "Todos estamos con la democracia y contra la barbarie del asesinato. Todos estamos al lado de la víctima mortal y de las otras víctimas, todos estamos contra ETA, contra lo que significa y contra lo que pretende. Somos los representantes del pueblo cántabro y en nombre de los ciudadanos de Cantabria clamamos aquí contra ETA" para que "entregue las armas y desaparezca", sentenciaron los diputados cántabros.

Finalmente, junto a su condena por el crimen "infame" cometido en Santoña, el Parlamento mostró su dolor por la muerte del brigada Luis Conde de la Cruz y su apoyo a la familia; al tiempo que deseó la pronta recuperación de los heridos y trasladó su afecto hacia los miembros del Ejército y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Pleno del Parlamento cántabro se celebró a las cinco de la tarde, la misma hora en la que cada lunes se reúne para sus sesiones ordinarias. También hoy estaba previsto un Pleno ordinario, pero todos los asuntos han sido pospuestos para otra sesión el miércoles para centrarse hoy así sólo en la condena del atentado.